Nicaragua, a través de su Embajadora ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), María Rubiales, dio a conocer su postura dentro del Consejo de Seguridad en el tema de las “Amenazas a la Paz y la Seguridad Internacionales a causa de los ataques terroristas"

La embajadora Rubiales reiteró la firme condena de Nicaragua a todas las formas y manifestaciones de terrorismo, incluido el terrorismo de Estado.

A continuación el discurso de la representante nicaragüense:

​Muchas gracias Señor Presidente,

Nicaragua desea felicitar a la Presidencia de la República Popular China por su excelente labor durante este mes y por convocar a este debate sobre un tema tan relevante que amenaza a la paz y seguridades internacionales,

Nuestra delegación desea sumarse a declaración de la República Islámica de Irán, en nombre del Movimiento de Países No Alineados.

Nicaragua reitera su más firme condena al terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, incluyendo el terrorismo de estado del cual Nicaragua, su pueblo y gobierno hemos sido víctimas. El terrorismo no puede ni debe vincularse con ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico y estas atribuciones no deben utilizarse para justificar el terrorismo.

Señor Presidente,

Así mismo, Nicaragua condena el doble rasero de algunos países, que dicen estar a favor de la erradicación del terrorismo, pero que albergan en sus territorios a terroristas, envían terroristas a otros estados y financian estos actos con el objetivo de derrocar gobiernos y pretender someter a los pueblos.

Es evidente que quienes dicen promover los Derechos Humanos y el imperio de la ley, son los que más violan los Derechos Humanos y el Derecho Internacional para justificar esta lucha contra el terrorismo, y que son los mismo que crean, financian y organizan grupos terroristas existentes en Medio Oriente.

Nicaragua expresa su condena a los actos belicistas que han sido y continúan siendo cometidos bajo el estandarte de la “guerra contra el terrorismo”. Naciones enteras que vivían en desarrollo y prosperidad, están hoy sumidas en las ruinas y destruidas y con millones de víctimas. Familias enteras, millones de seres humanos, andan ahora en búsqueda de refugio, huyendo de lo que hoy pretendemos combatir con medios recurrentes.

Señor Presidente,

La lucha contra este flagelo, debe ser una lucha abierta, coordinada y dentro del marco de la Carta de Naciones Unidas y del derecho internacional, asegurando que todos los Estados Miembros sean partícipes en igualdad de condiciones, derechos y en respeto de su soberanía e integridad territorial.

Hay mucho por trabajar en el tema de terrorismo, apoyamos fervientemente la celebración de una convención sobre terrorismo y llamamos a todos los estados miembros a mostrar flexibilidad. Nicaragua reafirma que desea contribuir de la mejor manera para que se logre dicha convención, así mismo nos comprometemos a continuar trabajando y apoyando la estrategia global contra el terrorismo.

Señor Presidente,

En palabras del Presidente de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra, cito: “La creciente codicia del Capitalismo Global, particularmente en Medio Oriente y África, ha provocado guerras, creado, fomentado, cultivado y utilizado fanatismos y terrorismos, sembrando inseguridad, destrucción, y provocando todas las crisis, bélicas, alimentaria, ambiental, laboral, humanitaria, en proporciones y de consecuencias infinitas.” Esto se ha convertido en una amenaza a la Paz y Seguridad Internacionales.

Cito nuevamente palabras del Presidente Ortega, quien hace un llamado a que: “Nuestra Organización debe fomentar Respeto, Paz, Seguridad Soberana, Justicia y Solidaridad entre Seres Humanos. Nuestra Organización debe responder ante esta bárbara intervención e interrupción, de la Tranquilidad y el Derecho a la Prosperidad, en la Vida de millones de Familias. De Países y Pueblos enteros.” Es nuestra responsabilidad acabar con esta amenaza.

Muchas gracias, Señor Presidente.