Luego del poderoso terremoto magnitud 6.5 ocurrido este jueves en Japón, que dejó como saldo 9 personas muertas y cientos de heridos, el Gobierno Sandinista se comunicó con compatriotas residentes en la zona de Kumamoto, epicentro del fenómeno, para conocer cómo se encontraban.

La Embajada de Nicaragua en Japón logró comunicarse, por ejemplo, con la señora Ana Carolina Alegría, originaria de San Juan del Sur. Ella vive en Miyazaki, cerca de donde ocurrió el terremoto, y expresó estar bien. Sin embargo, manifestó estar “un poco nerviosa por las réplicas que han habido”.

La Embajada se comunicó también en la señora Grethel Asher. Ella vive en Fukuoka, cerca de la prefectura de Kumamoto. La compatriota confirmó que su familia se encuentra bien.

El Gobierno Nicaragüense continúa averiguando si hay más nicaragüenses en esa zona y por tanto verificando el estado en que se encuentran.