Por muchos años, los pobladores de la comunidad Los Cedros en el municipio de Villa El Carmen, venían sufriendo por el abastecimiento de agua potable que brindaba un viejo pozo de ENACAL, que venía reduciendo sus capacidades de bombeo, hasta convertirse en un verdadero dolor de cabeza para los habitantes de este lugar.

Ante esta situación, técnicos e ingenieros de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) comenzaron a trabajar en una solución definitiva y de esa manera mejorar los niveles de vida de todas estas familias, que este jueves celebraron a lo grande la inauguración de un nuevo pozo que garantiza el suministro de agua de manera permanente.

Para solucionar el problema de la falta de agua, el Gobierno Sandinista, a través de ENACAL invirtió un poco más de cinco millones de córdobas en la perforación e instalación del pozo que viene a dar protagonismo a 1,273 familias, unas 5 mil 226 personas en total.

“Gracias a este pozo vamos a tener buena agua, las familias vamos a tener la oportunidad de limpiar nuestros hogares y pasar más tiempo, porque es muy difícil estar sin agua, muchas veces teníamos que caminar dos kilómetros para lavar o ir a pedir a lugares lejanos, pero ahora ya está resuelto este problema”, señaló Katty Sevilla, pobladora de esta comunidad ubicada en el llamado corredor seco del pacifico.

“Antes era duro conseguir agua, nos metíamos a buscar a los ríos que también bajan su caudal en el verano y teníamos que caminar varios kilómetros, pero ahora tenemos el agua más seguido, el problema se ha resuelto”, patentizó doña Rosario Pérez.

El compañero Humberto Cornejo, vicegerente de operación de ENACAL en Managua, explicó que la comunidad el año pasado enfrentó una grave crisis de abastecimiento, debido a que el anterior pozo redujo su producción de 400 a 180 galones por minuto, lo que ocasionó el problema y ante esto, el comandante Daniel Ortega al conocer la situación que enfrentaban las familias, orientó la inversión ya señalada.

“Lógicamente la merma en la producción, más el crecimiento poblacional, porque aquí antes eran 80 casas, luego creció y llegamos a 500, pero ahora hay mil 273 casas, de manera que el pozo al bajar su producción creó una crisis que la atendimos el año pasado con cisternas dos veces por semana, pero tomamos la decisión urgente de perforar un nuevo pozo de 300 pies de profundidad que da una producción 350 galones por minuto y se suman a los 180 del otro pozo para atender a 5 mil 226 protagonistas”, destacó Cornejo.

Junto a la construcción del pozo, ENACAL también instaló 800 metros lineales de tubería de cuatro pulgadas para llevar el agua al tanque y este distribuya el vital liquido a los protagonistas.