Durante la actividad, realizada en el complejo policial de Plaza El Sol, también hubo una presentación de las principales técnicas y especialidades con las que cuenta la Policía para garantizar la seguridad del pueblo nicaragüense.

Durante estos 33 años de servicio al pueblo más de 500 miembros de la institución han caído en el cumplimiento de su deber,  manifestó el comisionado general Javier Maynard, subdirector de la Policía.

“El día de hoy creo que es un día muy importante para acordarnos de ellos, la devoción que tenemos alrededor de su ejemplo”, afirmó el jefe policial, señalando a su vez que este miércoles en todo el país se desarrollaron distintas actividades conmemorativas como desfiles, dianas, misas y ofrendas florales en memoria de los caídos.

Maynard destacó la Policía ha venido incrementando paulatinamente el número de sus efectivos hasta alcanzar actualmente los 12 mil 500 miembros, cifra con la que contaba a principios de los años noventas.

“La Policía en el año 2000 llego a ser de 6 mil policías”, recordó, destacando que el Gobierno Sandinista es el que ha “puesto su principal interés en fortalecer” a la institución.

El subdirector de la Policía aseguró que mientras la situación de seguridad en los demás países de la región es bien complicada, en Nicaragua los ciudadanos cuentan con una realidad completamente diferente.

“El año pasado (en Nicaragua) hubo un 6.5% en la reducción de delitos a diferencia de lo que ha estado pasando en la región”, indicó.

Maynard destacó igualmente los fuertes golpes que la institución le ha dado al crimen organizado y al narcotráfico, creando  un muro de contención a estos flagelos gracias al trabajo conjunto del pueblo y de los miembros de la institución.