El Cardenal de Nicaragua, Monseñor Leopoldo Brenes opinó que la población tiene que tomar conciencia sobre la limpieza y sentenció que los nicaragüenses debemos aprender “a ser más aseados”.

“Es triste ver por ejemplo que esté limpio el cauce y siempre haya otro montón de basura”, dijo, respecto a los esfuerzos del gobierno por garantizar la limpieza entre los ciudadanos.

El líder religioso aseguró que ha sido testigo de cómo la gente en las calles lanza desperdicios, bien sea a pie, como a bordo de vehículos privados o de transporte público.

“A mí me gustaría andar una cámara en la frente cuando voy detrás, para grabar los taxis, los buses que van tirando la basura”, comentó.

La campaña de sensibilización del Gobierno Sandinista ha tomado más sentido estos últimos días, en los que se ha buscado como promover este sentimiento para garantizar la salud y el progreso.