En el departamento de Rivas se ubica el municipio de Belén, un pequeño pero muy pintoresco sitio en el que se conglomeran artesanos que tras años de experiencia han venido tallando con sus manos parte del talento heredado de sus abuelos y padres.

Doña María Bermúdez se dedica desde hace treinta años a la práctica de la técnica de filigrana en jícaras, logrando elaborar piezas con detalles únicos, lo que hace de sus artesanías un trabajo diferente y llamativo.

Tradición ancestral sobresale en artesanos de Belén, Rivas

“Motivada por el talento de mi madre incursioné en la elaboración de artesanías a base de jícaras, ha sido una experiencia muy bonita con la que he logrado sacar adelante a mi familia, gracias a mi dedicación cuento con clientes que se llevan las piezas al extranjero o bien recibo encargos especiales por nicaragüenses que conocen de mi talento” refirió.

El proceso de preparación de la materia prima inicia con la cocción del fruto del árbol de jícaro, luego se le retira la corteza haciendo uso de cuchillas hasta lograr como resultado final la coraza del fruto en el cual se dibujan los diseños con grafito y luego son tallados a mano, proceso que toma un lapso de tiempo de ocho días.

Tradición ancestral sobresale en artesanos de Belén, Rivas

“Los pedidos son diferentes, muchos han venido pidiendo diseños únicos alusivos a bodas, cumpleaños, aniversario de fallecimiento y piezas con temas especiales, uno de ellos fue el elaborado para la Jefa de la Policía Nacional a quien le tallé una jarrita con el escudo de la institución” refirió.

María afirma que a pesar de ser un trabajo artesanal poco convencional, le llena de satisfacción poder ser promotora del talento nicaragüense y darlo a conocer al mundo pues sus piezas han viajado a Europa, Estados Unidos y Centroamérica.

“Las piezas que elaboro son bien pagadas, los precios rondan entre los 20 y 200 dólares según el tamaño y el diseño, me siento orgullosa de sacar la cara por mi municipio y mi país, recordemos que con nuestro talento hemos logrado que muchos extranjeros conozcan Nicaragua destacó.

Tradición ancestral sobresale en artesanos de Belén, Rivas

Tejiendo con amor y dedicación

Desde joven Arcadio Luna ha venido desarrollando la labor de tejer gamarrones, cuero tejido y guruperos para caballos, piezas fundamentales para montar o lazar bien a un equino. Luna es el único en todo el municipio que se dedica a este trabajo que le ha permitido posicionarse como uno de los mejores artesanos en este rubro.

“Las piezas que elaboro cuentan con un acabado especial que permite lazar bien al caballo y se eviten accidentes. La calidad de mis productos me ha permitido que montados de España, Centroamérica y de todo el país adquieran mis piezas” refirió.

“Desde joven logré innovar en la elaboración de estas piezas, permitiéndome salir adelante y sobrevivir de mi talento. La verdad es que cuando ponemos dedicación y amor al trabajo logramos elaborar piezas de calidad” finalizó Luna.

Tradición ancestral sobresale en artesanos de Belén, Rivas