El pasado 15 de agosto el Reino Unido (Gran Bretaña) amenazó con asaltar la embajada de Ecuador en Londres para capturar a Julián Assange, situación que el gobierno del Presidente Rafael Correa rechazó de plano. Tras esta situación Ecuador de forma soberana brindó asilo político al periodista de Wikileaks.

Los diputados consideran que la actitud de Inglaterra e Irlanda del Norte de amenazar con asaltar la sede diplomática ecuatoriana, constituye un atentado a la soberanía y una violación a los principios del derecho internacional consagrados en la carta de las Naciones Unidas y la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

La Organización de Estados Americanos (OEA), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), también emitieron sendos comunicados de rechazó a la actitud de Inglaterra y solidarizándose con Ecuador.

Los diputados de la bancada de la Alianza PLI se abstuvieron de votar, argumentando que la misma era extemporánea, porque los hechos ocurrieron hace más de tres semanas.

“Qué fácil es buscar demagogia y argumentos cuando no se quieren aprobar causas justas en el mundo, por seguir aires imperiales”, dijo el coordinador de la bancada sandinista, compañero Edwin Castro al lamentar la actitud de varios legisladores del PLI que expresaron su no respaldo, por asuntos meramente político.

Castro manifestó que la declaración de la Asamblea Nacional busca encontrar los puntos de coincidencia entre ambos países, con el fin de acatar las leyes internacionales que hablan sobre el tema del asilo.

“Ahora lo que pedimos  es que se condene cualquier intento de violentar los convenios internacionales, violentar la soberanía de un país latinoamericano, una potencia como Gran Bretaña”, hizo ver el legislador sandinista.

Considera que el pronunciamiento es totalmente pertinente, en el sentido que aún no existen acuerdos concretos, sobre el tema entre Inglaterra y Ecuador, quien pide a esa nación que otorgue el salvoconducto al periodista Assange, para que pueda salir de ese país, tal y como lo establecen las leyes sobre asilo.

“Decir que es extemporáneo para no apoyarlo, encubre otras razones que no tiene el caso divulgarlo, pero que nuestro pueblo es generoso y sabio las conoce”, dijo Castro al insistir que los liberales reciben directrices extranjeras para no apoyar causar justas en el mundo.

El Presidente de la Comisión del Exterior de la Asamblea Nacional, compañero Jacinto Suárez, recordó que el derecho de asilo es sagrado y “tiene que ser defendido en cualquier circunstancias y en cualquier momento, nunca es extemporáneo”.

Declaración insta a buscar el diálogo

El primer punto de la declaración señala “rechazar cualquier intento que ponga en riesgo la inviolabilidad de las misiones diplomáticas y manifestar la solidaridad y el respaldo para el gobierno ecuatoriano.

Igualmente la Asamblea Nacional en su declaración, recalca que lo establecido en la Convención de Viena sobre las Relaciones Diplomáticas está por encima de las leyes nacionales de los Estados partes y en particular respecto de la Ley sobre Instalaciones Diplomáticas y Consulares de 1987 del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

La declaración también insta a la comunidad internacional a rechazar toda amenaza o uso de la fuerza como mecanismo para la resolución de conflictos entre estados soberanos y buscar soluciones pacíficas ante cualquier controversia internacional.

Finalmente la declaración recomienda “buscar el dialogo entre las naciones y considerar el derecho a la emisión de un salvoconducto para el señor Assange.