El senador Bernie Sanders venció a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en las primarias del Partido Demócrata en Wisconsin.

El senador por Vermont Bernie Sanders, quien se ha proclamado un socialista democrático, sacó pecho hoy en su discurso de victoria tras haber ganado las elecciones primarias de Wisconsin y recordó que se ha llevado 7 de las últimas 8 contiendas celebradas entre los demócratas para elegir candidato a la Casa Blanca.

Tras vencer hoy en Wisconsin a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, Bernie Sanders defendió que su campaña pasa por un "momentum", es decir, un momento de gran impulso derivado de las últimas victorias en Utah, Idaho, Alaska, Hawai, el estado de Washington y entre los demócratas residentes fuera de EE.UU., además de Wisconsin.

La única derrota de Bernie Sanders desde el pasado 22 de marzo ha sido en Arizona, donde ganó Hillary Clinton por una amplia ventaja.

"El momentum es empezar esta campaña entre 60 y 70 puntos por detrás de Hillary Clinton y que en las últimas semanas las encuestas digan que estamos un punto por debajo o por encima", dijo Bernie Sanders desde un mitin en Laramie (Wyoming).

"En los sondeos, vencemos a (el magnate republicano Donald) Trump por ventajas muy significativas y superiores a las que le dan a Hillary Clinton", añadió el senador, que recordó que sus últimas victorias también han sido, casi todas ellas, por márgenes muy abultados.

Bernie Sanders volvió a incidir en que su campaña no acepta dinero de los Superpac (grupos de acción política) y que ha recibido más de seis millones de contribuciones de campaña individuales, de una media de 27 dólares cada una.

"No recibimos dinero de Wall Street ni de la industria petrolera y no queremos su dinero", remachó el veterano senador.