Las fuertes contradicciones entre Noel Vidaurre y el ex presidente Arnoldo Alemán, provocaron una fisura gigantesca entre ambos personajes, provocando la renuncia del primero a sus aspiraciones presidenciales que se esfumaron pocas semanas después de haber sido nombrado por la llamada Unidad Liberal Republicana y Sindical, encabezada por el PLC.

Vidaurre desde hace un par de semanas venía expresando su rechazo a la imposición de candidatos por parte de Alemán, quien habría brindado su respaldo a la candidatura a diputada de su esposa María Fernanda Flores y de otros personas que durante su gobierno fungieron como ministros o legisladores.

Este martes ambas posturas se volvieron a encontrar, Vidaurre repitió su posición y añadió que el PLC estaba desprestigiado ante la población y por tanto requería nuevas caras. Sin embargo miembros del PLC le recordaron que él no era nuevo, pues fue funcionario del gobierno de Violeta Chamorro y después diputado.

Alemán rompe acuerdo

El propio Alemán le señaló que no podía llegar a imponer su posición al vehículo partidario que le está dando “raid”. Posteriormente tomó la palabra el sindicalista Antonio Jarquín, quien lo calificó de atrevido y desleal por insistir en querer vetar las candidaturas a diputados.

Otros personajes como José Espinoza Navas y Emiliano Márquez lo calificaron de abusivo y hasta lo compararon con el ex presidente Enrique Bolaños, a quien llamaron ingrato por haber dado la espalda al PLC a las pocas semanas de haber asumido la presidencia.

Los trapos sucios y los complots de esta tragicomedia siguieron saliendo a la luz, cuando Vidaurre reveló que un día antes del Día Internacional de la Mujer, sostuvo una reunión con Alemán y el candidato a vicepresidente Miguel Rosales. En ese encuentro Alemán y Vidaurre acordaron aprobar y desaprobar la lista de [email protected] a [email protected]

Alemán negó ese acuerdo y les pasó la pelota a los miembros de la Unidad Liberal Republicana y Sindical, a quienes les dejó la potestad de aprobar o rechazar la posición de Vidaurre.

Al final cada uno de los presentes con derecho a voto y voz le dio la espalda a Vidaurre, quien no tuvo más remedio que salir del recinto y renunciar verbalmente a sus aspiraciones presidenciales, añadiendo que no entregará ninguna carta de renuncia, porque igual su candidatura efímera fue un acuerdo verbal entre su grupo y Alemán.

El legislador liberal en la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, subrayó que este nuevo capítulo de las pugnas entre los bandos liberales, es el reflejo de la descomposición que se encuentra la oposición al FSLN que está dando bandazos por su falta de coherencia política y de liderazgo ante el pueblo nicaragüense.