Al sostener este lunes un encuentro con alcaldes y alcaldesas de todo el país, el Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), compañero Ovidio Reyes, destacó que Nicaragua cuenta con una de las economías más fuerte y estables de la región, con tendencia a seguir creciendo.

Explicó que la fortaleza de la economía de Nicaragua se pudo medir en 2015, cuando se registró una desaceleración en las exportaciones, producto de la variabilidad en los precios de las materias primas y los combustibles; sin embargo, el Producto Interno Bruto (PIB), continuó creciendo, al igual que el número de empleos.

“Finalizó la economía en 2015, con un crecimiento del 4,9%; y una inflación del 3%. La economía tuvo una fuerte dinámica en el sector construcción, servicios, hotelería; sector comercio. La economía es más fuerte”, sostuvo.

Proyectó que para el 2016, se espera un crecimiento de 4.5% y 5%, y aseguró que ya hay bastante fortaleza para mantenerlo; y una inflación que se va a ubicar entre un 6% y 7%.

“Es necesario incorporar más dinamismo; incorporar un sentido de prosperidad; apoyo y facilitación que le permita al sector público, proveer las condiciones para que la gente tenga trabajo y prospere”, manifestó.

En este sentido, también explicó que es necesario promover las asociaciones y colectividades, para poder tener mejores mercados de los productos; además de incorporar valor agregado en todo lo que se produce.

“Desde el sector público, seguimos mejorando la eficiencia y productividad. Esperamos nosotros que con todas las políticas y acciones que se están implementando, el crecimiento se sostenga y sea mayor”, expresó.

El compañero Ovidio Reyes, refirió que el crecimiento económico depende del flujo para las inversiones, y este año se espera que las inversiones continúen con ese dinamismo; además que se proyecta que para finales de 2016, haya una importante recuperación de las exportaciones.