Las emociones por parte del ex bigleaguer Everth Cabrera, se hizo ver en su debut con los Tiburones de Granada, la noche del viernes (01 de abril), después de haber estado fuera de los campos de juegos durante seis meses, por problemas de adicción.

Desde su salida al terreno de juego en el acto de bienvenida que la junta directiva de los Tiburones de Granada realizó previo al partido, Cabrera se mostró contento y aprovechó para arrojar pelotas a la fanaticada que se encontraban en las instalaciones del estadio "Roque Tadeo Zavala".

“Es algo emocionante estar acá. Esto es un sueño, cuando uno viene como otro niño que viene acá al estadio, lo primero que dice es ponerme el uniforme, ponerme la camisa de los Tiburones de Granada, gracias a Dios tuve ahora la oportunidad de estar jugando aquí”, expresó Cabrera al finalizar el encuentro.

Cabrera realizó un espectacular juego en su debut, al conectar dos dobletes con las bases llenas, aportando un buen trabajo para que los Tiburones de Granada se alzará con la victoria de 14-11 ante los cafetaleros de Carazo.

Raudez recibe reconocimientos

Otro que también recibió aplausos fue el pelotero Julio César Raudez, a quien la junta directiva le entregó reconocimientos por ser el pícher con más partidos ganados en la historia del beisbol nicaragüense (170).

En la ceremonia estuvieron presente autoridades de los gobiernos municipales del departamento de Granada y miembros de la junta directiva de los Tiburones de Granada, quienes entregaron obsequios y reconocimientos al pelotero granadino, a quien la alcaldesa de Granada, compañera Julia Mena Rivera, nombró como Orgullo de Granada, Orgullo de Nicaragua.

“Creo que trabajé duro para esto desde que comencé a jugar béisbol trabaje duro todos los días y gracias a Dios conseguí las 170 victorias, con un gran esfuerzo del equipo Tiburones de Granada” dijo Raudez quien agradeció a las municipalidades por esos reconocimientos que le dieron, sin dejar deber su deseo que los granadinos se coronen campeones en esta temporada.

La junta directiva de los Tiburones de Granada días antes del partido había anunciado a la población granadina que la entrada para ese encuentro sería gratuito, lo que motivo a miles de locales llegar apoyar a su equipo desde los distintos espacios del estadio.