La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) de Ecuador reportó hoy un incremento de las lluvias y sus efectos a lo largo del país por lo cual decidió decretar alerta naranja en 19 provincias.

La alerta amarilla había sido establecida desde noviembre de 2015, pero la situación climática de las últimas horas en la presente estación invernal obligaron a tomar medidas que orientan un estado de vigilancia y operativos de manera permanente, a fin de proteger a los ciudadanos ante cualquier situación negativa.

Ecuador tiene una larga experiencia de enfrentamiento a fenómenos naturales como El Niño, que sobre todo en los períodos 1982-1983 y 1997-1998 causó pérdidas estimadas en tres mil 900 millones de dólares, según datos oficiales.

Mientras la Dirección de Monitoreo de Eventos Adversos de la SGR vigila y brinda información de lo ocurrido en las zonas declaradas como emergencia para la toma oportuna de decisiones, los Coordinadores Zonales de las provincias afectadas deberán revisar y actualizar sus planes de contingencia y mitigación.

Así lo dispone la SGR en un comunicado en el que además informa que hasta la fecha, las personas en albergues temporales, familias que acogen a otras y demás afectados, han recibido kits complementarios de alimentos, para dormir, menaje de cocina comunitaria, limpieza y cocina industrial.

Los kits provistos por el Ministerio de Inclusión Económica y Social, los Gobiernos Autónomos Descentralizados y la SGR, incluyen también colchones, ropa y sábanas, entre otros.