En los últimos días gran parte del territorio nacional ha reportado temperaturas elevadas superando las normas históricas, situación que puede agravar el estado de salud de los pacientes crónicos, adultos mayores de 65 años y niños menores de cinco años, por eso los médicos recomiendan tomar las medidas pertinentes para no verse afectados por el intenso calor.

“Debido a las condiciones del clima existe un alto riesgo de sufrir daños a la salud por calor, dado por la exposición directa a la radiación solar y los aumentos de temperatura. Tenemos que estar alertas ante las causas que pueden desencadenar gravedad e identificar los factores de riesgo y los síntomas que nos alerten sobre la presencia de un daño a nuestra salud” manifestó el doctor Félix Sánchez, Pediatra Neumólogo del Hospital “La Mascota”.

Ante la situación, los especialistas de las diferentes unidades de salud de nuestro país han venido trabajando en crear las condiciones para atender a los pacientes crónicos, tales como los cardiópatas, quienes podrían verse afectados mayormente por las altas temperaturas.

“Debido a la alteración en las temperaturas, el cuerpo inicia a presentar afectaciones, ya que aumenta el estrés, aumento de la presión arterial lo cual afecta a los pacientes hipertensos; a la misma vez se altera la emanación de sudor y es cuando el cuerpo necesita ingesta de líquido. Sin embargo cuando la cantidad de agua no es suficiente en el cuerpo es cuando se dan los trastornos en los órganos, por ello hay que consumir abundantes líquidos” refirió Álvaro Escalante, Director del Centro Nacional de Cardiología.

La deshidratación es un cuadro clínico común en quienes no toman las debidas indicaciones ante la presencia del calor por ello la importancia en mantener la debida medicación en el caso de los pacientes crónicos, así como la ingesta de líquidos y la adecuada vestimenta.

“Aún cuando no tengamos sed debemos de ingerir agua, es pertinente vestir con ropa holgada de colores claros, permanecer en sitios abiertos y con mucha ventilación, evitar la ingesta de alimentos grasosos, alcohol, café, tabaco y preferiblemente ingerir frutas y vegetales. En caso de exponerse al sol, es necesario cubrirse con sombrillas, gorras y no practicar actividad física en los horarios de 12 del medio día a cuatro de la tarde” destacó María Esther Peralta, Especialista en Medicina Interna, Hospital Antonio Lenin Fonseca.

En cuanto al cuido que se debe tener con los menores de edad la doctora Virginia García, Sud Directora Docente del Hospital La Mascota, refiere que lo principal es garantizar la lactancia materna en los menores de un año así como el cumplimiento de sus esquemas de vacunación.

“La madre que está en periodo de lactancia debe ingerir suficientes líquidos al menos tres litros de agua al día y de esta manera poder alimentar a su hijo, la lactancia debe practicarse cada dos o tres horas y mantenerlos a los niños en sitios frescos. En cuanto a los niños de mayor edad hay que mantenerles su esquema de vacunación completo puesto que en esta época se presentan enfermedades respiratorias y al estar inmunes se previenen el contagio” refirió.

Otra medida importante a tomar en cuenta, es evitar la presencia de fogones cerca de las habitaciones, mantener las puertas y ventanas abiertas y evitar la auto medicación.