El área centroamericana esta siendo influenciada por una pequeña vaguada, la que provocó llovizna en horas de la madrugada en el país, informó el Director de Meteorología de INETER, Marcio Baca.

En declaraciones a El 19 Digital, Baca explicó que “el área Centroamérica está siendo influenciada por una pequeña vaguada que se está desplazando por una zona de Yucatán, esto permitió que entrara un poco de humedad por la noche en el sector centroamericano".

"Al entrar esta pequeña vaguada, favoreció que rápidamente entrará humedad, se condensara producto del calor y esto provocó la llovizna de esta madrugada”, agregó.

Esta lloviznas se registraron en el norte, occidente, Managua, Masaya y El Crucero.

"Hay lugares donde no se registró la llovizna y esto se debe a que no es un fenómeno fuerte, como para haberse generalizado, es algo pasajero, que va durar algunas horas".

“Entró desde la zona noreste del país y vino avanzando en toda la noche y alcanzó durante esta madrugada y la mañana de hoy el norte de Nicaragua, la parte del occidente y central del pacífico nicaragüense”, amplió Baca posteriormente en declaraciones a los medios.

“Por los datos de nuestras estaciones telemétricas se registraron en la parte norte cercana a la zona del crucero y algunos otros sectores de la ciudad capital, tuvimos también presencia de llovizna en la ciudad de Masaya, en la Concha, Estelí, en el sector de Ticuantepe, así como en la zona del Atlántico Sur, específicamente en Wapi”.

Estos acumulados oscilaron entre 0.5, 1 milímetro y lo más alto de 8 milímetros que cayó en la zona de la Borgoña.

Vaguada no significa entrada del invierno

Baca informó que para estos días esta vaguada continuará transitando, sin embargo, no significa la entrada del invierno.

“Tenemos reporte de algunas estaciones que se está generando nubosidad y por tanto, es posible que a lo largo del día de hoy, por la noche e incluso en la madrugada del día sábado, pudiésemos estar experimentando la presencia de algunas lluvias o lloviznas en occidente, centro del pacífico, algunos sectores de la región montañosa del país y el Caribe”, detalló.

Enfatizó que no se espera la presencia de lluvias más intensas. Esta llovizna no incidirá en la baja de las temperaturas, así que se espera temperaturas entre los 34 y 37 grados.

El especialista recomendó a las familias nicaragüenses no exponerse a las altas temperaturas, usar gorra, sombrilla, vestir con ropa clara y mantenerse hidratados para evitar la insolación y los golpes de calor.