El Ministerio de Salud (MINSA) dio a conocer una resolución ministerial a través de la cual crea las Unidades de Atención a Febriles (UAF) en todos los hospitales y centros de salud del país, para garantizar la observación oportuna a personas con este signo de alerta.

La titular del MINSA, Compañera Sonia Castro, explicó que esta medida orientada por el Gobierno Sandinista, permitirá tener en observación durante 24 horas a pacientes que acudan a las unidades médicas con fiebre.

La resolución número 173-2016, leída por Castro en conferencia de prensa este jueves destaca: “Toda persona que acude a un centro de salud o un hospital presentando fiebre o con antecedente de haber tenido fiebre en los días anteriores no será rechazado y deberá ser atendido y vigilado en la Unidad de Atención a Febriles durante 24 horas”.

En ese orden, la Ministra manifestó que una vez ingresados los pacientes, se mantendrá una observación de sus signos vitales cada hora y se revisarán otras señales de alerta como vómito o diarrea.

Los pacientes con signos de alarma serán atendidos por un equipo multidisciplinario, que dará seguimiento y atención a cada caso.

Al mismo tiempo, la resolución detalla que ante la presencia de los signos de alarma que además pongan en peligro la vida del paciente, las autoridades médicas deberán ingresarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital.

Castro manifestó que esta medida se enmarca en los esfuerzos por mejorar la calidad de la atención en las unidades de salud.

“Por esto que el Comandante (Daniel Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo) nos ha orientado crear estas unidades las cuales estarán ya funcionando y que se están creando para dar cumplimiento estricto, inmediato a esta resolución”, explicó.

Agregó que se espera que exista demanda de este servicio, aunque esta temporada no sea en la que se reportan más casos febriles. “Podrán ser cuatro, pero esos cuatro podrían tener complicaciones, entonces esa es la alerta, los que tengamos, no importa si pocos o muchos, pero que sean atendidos en las unidades sin rechazarlos”, sostuvo.

La resolución está basada en la Constitución Política de Nicaragua, la Ley de Organización y Competencia y Procedimiento del Poder Ejecutivo, Ley General de Salud y las disposiciones sanitarias contenidas en el decreto 394.