Evaluar los avances y la importancia de la educación incluyente es el objetivo principal del Primer Congreso Departamental de Educación Especial "Avanzando con Inclusividad".

Actualmente el sistema educativo de nuestro país cuenta con dos mil maestros capacitados para atender a niños con discapacidad en los centros escolares, logrando restituirles sus derechos a la educación.

“El objetivo es sensibilizar y adquirir compromisos con el modelo de educación inclusiva de nuestro país, recordemos que la educación es fundamental para el desarrollo humano. Actualmente hemos avanzado en la capacitación de nuestros maestros, así mismo contamos con la apertura de aulas integradas en los sitios donde la educación especial no tenía acceso” señaló Angélica Ruíz, Directora de Escuela Melania Morales.

Otro de los grandes logros de la educación inclusiva en nuestro país es la inmersión de los niños y adolescentes discapacitados al sistema de educación regular, muestra de ello es la oportunidad de crecimiento educativo que se le ha brindado a la joven María Benedith, quien sufre de ceguera, discapacidad que no le impide cursar actualmente el octavo grado en el Colegio Público Chiquilistagua.

“La educación incluyente ha venido avanzando poco a poco, años atrás las personas con discapacidad estábamos marginados y las oportunidades eran muy pocas, sin embargo ahora tenemos oportunidad de trabajar, estudiar y salir adelante. Soy la única no vidente en mi escuela sin embargo cuento con lo necesario para cumplir con mis asignaturas y sobre todo soy tratada con cariño por parte de los maestros y compañeros” destacó.

Para lograr la inclusividad en el modelo de educación, el Gobierno ha desarrollado mecanismos de aprendizaje acordes a las diferentes discapacidades, lo cual no ha sido una tarea fácil para los docentes, sin embargo poco a poco han logrado el objetivo principal, educar con amor a todos los niños y niñas sin importar su condición física, motora e intelectual.

“La educación inclusiva es una realidad en nuestro país, en nuestro centro contamos con estudiantes no videntes, con problemas psicomotores, de aprendizaje y sordos, todos son integrados al igual que el resto de estudiantes. Fueron ocho meses de preparación las que recibimos para poder brindar la atención adecuada a nuestros niños” refirió Carmen Duarte, Directora del Colegio Público Chiquilistagua.

Las proyecciones del Ministerio de Educación para el 2017 es aperturar más aulas de clases integradas en toda la capital y de esta manera acercar más la educación a los niños con discapacidad.