La celebración comenzó a eso de las 2.30 de la tarde con un desfile que salió desde la antigua estación del tren dirigiéndose a través de las calles de la ciudad hacia la parroquia de la Asunción en el sacerdotes Bismarck Conde celebró una misa dando gracias por el 173 aniversario de la ciudad.

Masaya fue elevada a ciudad el dos de septiembre de mil 839 cuando aún se llamaba Real Villa de San Fernando de Masaya y 173 años después, toma a la ciudad con mayor progreso, cambiada sustancialmente, afirmó al respecto el alcalde Felix Trejos Trejos, quien dijo además que espera seguirla cambiando mientras esté al frente de ella.

Bastante progreso

El alcalde Trejos señala que de hecho más de 300 calles de Masaya han sido adoquinadas, el malecón se hizo nuevo, fue construido un nuevo tiangue y se ha ido creando nueva infraestructura en distintas partes de la ciudad, al tiempo que señaló que han crecido los principios de solidaridad.

A ese respecto destaca que la comuna tiene ocho escuelas de computación donde centenares de jóvenes reciben enseñanza en esa materia gratuitamente y sin gastar en una sola hoja de papel, porque todo lo pone la alcaldía con los impuestos que pagan los masayas.

En la parroquia de la Asunción, el padre Bismarck Conde manifestó que una nación se forja en situaciones alegres, pero también en situaciones duras y en ese sentido afirmó que los nicaragüenses debemos darle gracias a Dios por haber nacido en esta tierra de lagos y volcanes.

Nada es por casualidad

Destacó el cura párroco que “no es por casualidad que Dios mostró su amor y su ternura para con nosotros naciendo en Nicaragua, donde hay tantos retos y desafíos por construir una sociedad justa y humana para todos, pero también debemos detenernos y pensar porque nacimos en Masaya, suelo bendecido por el Señor”.

El sacerdote añadió que “al cumplir Masaya sus 173 años necesita de sus hijos, hombres y mujeres que den lo mejor de cada uno, de ver de Masaya una ciudad para todos y el doctor Félix Trejos sabe lo que es enfrentar esos retos y desafíos y ningún pueblo puede vencer los obstáculos si no es con la ayuda de Dios”.

Entre tanto Lucila Marcela García Alemán, actual novia de Masaya explicó que en el 173 aniversario, la ciudad está más “linda, hermosa, alegre como siempre, lo que ha caracterizados los masayenses, por sus alegres fiestas, por sus costumbres y tradiciones”.

Por su lado Dayana Masiel Téllez Montes, dijo también que Masaya ha progresado bastante, hay muchos proyectos deportivos y se están haciendo bastantes escuelas para que la juventud no se pierdan en las drogas y vagancias.

Entre tanto Martha Sánchez también destacó que Masaya ha progresado bastante en sus calles, con su artesanía, con su turismo que ha venido creciendo, tanto en sus 87 barrios como en sus 32 comarcas.