Las aguas del Lago Xolotlán nuevamente son el escenario de la desaparición de dos pescadores del municipio de Mateare.

Se trata de Rolando Mercedes Espino, de 38 años, y Rolando de Jesús Espino, de 14 años, padre e hijo respectivamente, quienes en horas de la tarde se introdujeron al lago y perdieron la vida ahogados.

A pesar de las varias horas de búsqueda de los dos pescadores, no se logró dar con el paradero de los cuerpos. Se espera que las labores continúen en las próximas horas.

"Los tres se metieron a pescar pero uno de ellos salió con vida, José Boniche era el que estaba ahogándose y Rolando Espino le ayudó a salir del agua, pero ya después se ahogaron el padre y el hijo, pues la corriente los arrastró. Ellos muy poco venían a pescar, pero la desgracia llegó y hoy están desaparecidos”, manifesto Mayra Salablanca, habitante del sector.

Es la segunda ocasión que se registran personas ahogadas en el sitio que precisamente se ubica frente a la antigua estación del tren en Mateare. Las personas aseguran que se debe a que en el sector se producen corrientes que arrastran a los pescadores aún cuando sean expertos nadadores.

"Aqui pasa una corriente fuerte y eso es lo que los arrastra, la verdad es que don Rolando hizo lo que pudo queriendo salvar a los dos muchachos, pero le fue imposible y al final se ahogaron dos. Acá es peligroso hay una hondonada y sumado a eso la corriente que afecta”, refirió Yahoska Carrion.