Las instalaciones del Congreso y la Casa Blanca en Washington (Estados Unidos) han sido cerradas después de que se hayan producido disparos en el centro de visitantes del Capitolio, informa ABC News.

Cuando sucedió el incidente, el órgano legislativo norteamericano no celebraba ninguna sesión.

Los medios locales indican que nadie puede entrar o salir de los edificios del complejo del Congreso y las autoridades han aconsejado a quienes se encuentren en la zona que "busquen refugio de manera inmediata".

De acuerdo con estas informaciones, los disparos se efectuaron en el centro de visitantes del Capitolio, una instalación subterránea en el lado este del edificio principal.

Durante el tiroteo, un policía recibió heridas leves. Por su parte, el autor de los hechos ya ha sido capturado y puesto bajo custodia.

Tras el suceso, el Congreso estadounidense ha reabierto sus instalaciones a las 15:10, hora local.

El Departamento de la Policía de Washington ha descartado que la población de la ciudad corra peligro. "Se trata de un incidente aislado en el Capitolio de EE.UU. No existe amenaza para la población", indica el mensaje que las autoridades han publicado en Facebook.