Centenares de aficionados se lanzaron al terreno de juego para celebrar el triunfo de la tribu matagalpina, tras una prolongada agonía del Bóer.

Los nuevos campeones saldrán en caravana por las calles de Matagalpa y luego se dirigirán a la Catedral para agradecer a la Virgen de La Merced por este triunfo.