La televisión estatal informó que dos bombas estallaron en el barrio de Abu Remmaneh, centro de Damasco, donde se encuentran las sedes de los servicios de seguridad y del Ejército de Siria. También allí está la oficina del vicepresidente sirio Farouk al-Shara.

El corresponsal de teleSUR en Damasco, Hisham Wannous, reportó que seis personas resultaron heridas y una de ellas “se encuentra grave”.

Un grupo islamista, autodenominado como Brigada nieto del Profeta, próximo al Ejército Libre de Siria, ha afirmado en su página de Facebook que el ataque es "una respuesta a las recientes masacres del régimen en Daraya y otras ciudades del país".

Abu Remmaneh es una exclusiva zona residencial , donde también hay numerosas embajadas.

Este atentado se suma a otros tres que han sacudido Siria este fin de semana. El sábado la explosión de un coche-bomba en el barrio Sbaineh, en los suburbios de Damasco, se cobró la vida de al menos 15 personas. El atentado se produjo por la tarde cerca de la mezquita Muaz Bin Jabal, junto a un campamento de refugiados palestinos.

Otro coche bomba explotó en el barrio de Rukn Addien, también en los suburbios de Damasco, dejando una persona muerta y varios heridos. Según la agencia estatal de noticias, Sana, en el atentado perdió la vida el general de brigada del ejército sirio Taher Sbeira.

El tercer acto terrorista registrado este sábado fue perpetrado en la provincia oriental Deir al-Zour dejando un muerto y dos heridos.