Los colegios del Poder Ciudadano celebraron el VI festival de bandas musicales y gimnasias rítmicas, Masaya 2012, cuyo lema fue “Por la alegría de vivir en paz”. Durante el ameno desfile, los estudiantes de los diferentes colegios e institutos de este departamento saludaron el 156 aniversario de la histórica Batalla de San Jacinto y el 191 de la Independencia de Centroamérica.

Masaya, también llamada “La Ciudad de las Flores”  cumple un año más de su nacimiento, un año más de celebrar la algarabía, las tradiciones y la lucha por seguir siendo una ciudad de raíces indígenas, fue lo que expresó María Elena Velázquez, Vicealcaldesa de este aguerrido pueblo.

“Para los masayas, estos 173 años son un gran reto, porque hemos venido creciendo como ciudad, hemos venido logrando esos niveles de desarrollo con nuestro buen Gobierno Sandinista, y continuamos preservando nuestras artes, nuestras tradiciones, nuestra cultura de la cual nos sentimos muy orgullosos”, destacó Velásquez.

Con el trompetazo y el temblor de los redobles de la banda del Colegio Hispanoamericano de Managua, quien fue la invitada especial, dio inicio el alegre y efusivo festival, donde los centros de estudios también hicieron impresionantes demostraciones de acrobacias y bailes tradicionales.

Roxana de los Ángeles Carvajal, estudiante del Colegio Juan José Rodríguez, bailó, al fino y poético ritmo de la lira, la canción “Soy puro pinolero”, y se mostró muy entusiasmada al estar participando en esta actividad.

“Es algo que realmente me llega, porque mi pasión siempre ha sido estar bailando, y creo que hoy es un gran día, porque además que venimos a celebrar un aniversario más de Masaya, también venimos a celebrar la paz, el amor, y la solidaridad, que son tres valores fundamentales que este gobierno promueve”, comentó la joven.

Uno de los grandes atractivos del desfile patrio fue los niños y niñas del colegio Santa Teresa, Carazo, quienes bailaron músicas típicas nicaragüenses ataviados de collares artesanales y arropados de bellos atuendos hechos a base de papel y mayas recicladas.

“Estamos celebrando a la patria, y una forma de manifestarlo es cuidando a nuestra madre tierra, y que mejor manera de hacerlo sino a través de estos bellos trajes que simbolizan un cambio, y que para ser coloridos y majestuosos, también podemos hacer uso del reciclaje, explicó la joven Gloria Jerez.

Pero quienes dominaron el escenario a través de la música a base de trompetas, liras, tambores y redobles fueron los estudiantes del Colegio Público República de Cuba, a los cuales el público muy animado aplaudió sin para al escuchar las canciones: “La tumba del guerrillero”, “Dame Pozol con leche”, “Nicaragua, Nicaragüita”, “El himno nacional del Frente Sandinista”, entre otras.

Durante toda la actividad, el Benemérito Cuerpo de Bomberos y la Policía Nacional se mostraron atentos asistiendo y cuidando a los visitantes para hacer de este 173 Aniversario de Masaya una verdadera e inolvidable fiesta nacional sin mayores incidentes, pese a una pertinaz lluvia que refresco la tarde.