El lanzamiento de la Feria Azul y Blanco, de dos días de duración, se realiza en el contexto y en saludo al 191 aniversario de la independencia de Nicaragua del dominio español, el 15 de septiembre de 1821, así como también al 14 de septiembre de 1856 cuando tropas nicaragüenses con absoluta inferioridad en armas, derrotaron al ejército esclavista del invasor estadounidense, William Walker.

La Feria Azul y Blanco del Iván Montenegro, instalada en al parqueo principal del mercado, dio inicio con la banda musical y la gimnasia rítmica del Instituto Enrique Flores, que interpretaron e hicieron una coreografía de distintos ritmos nicaragüenses alusivos a jornadas históricas y revolucionarias realizadas en el país.

Al son de “Josefana”, música realizada en honor a la jornada de alfabetización en la Costa Atlántica, el grupo de bailarines de ambos sexos llamaron la atención de muchos asistentes al mercado, entre ellos madres e hijos que andaban haciendo compras de distinto tipo de mercancías en el Iván Montenegro.

Los comerciantes participantes en la feria destacaron la solidaridad expresada con los pobladores de los distintos barrios del distrito al reducir los precios de distintas mercancías, entre ellas ropas, uniformes, zapatos, juguetes, entre otras cosas.

Precios rebajados

Al respecto, una comerciante Carmen Solano destacó que la feria estaba siendo un éxito por cuanto se estaba vendiendo, los compradores estaban asistiendo porque además las mercancías se están dando a precios solidarios, es decir bastante rebajados para beneficiar a los pobladores de los barrios y además colocar los artículos.

Los precios entre las ropas se encontraban bastante rebajados, por ejemplo había camisas de entre 30 y 34 córdobas, cuando los precios normales son de 65 córdobas, además por otro lado el precio de algunos pantalones jean era de 80 córdobas y había faldas con precios entre 90 Córdobas, 130 Córdobas y 140 Córdobas.

Igual estaban siendo vendidos zapatos de distintos tipo y distinto precio, así como camisetas, ropa interior de mujer y de varón, juguetes, verduras, bisutería, almohadas y comidas.

Médicos sandinistas prestando atención médica


Yara Malespín, otra comerciante, dijo aunque era el primer día de feria ya estaban vendiendo distinto tipo de artículos, al tiempo que añadió que en este tipo de eventos siempre se vende debido a que se ponen precios solidarias y mercancía de buena calidad.

En la feria además, bajo varios toldos se encontraban miembros del Movimiento Médico Sandinista y personal de la Federación de Trabajadores de la Salud, quienes ya estaban atendiendo pacientes que requerían de sus servicios de salud.

De acuerdo al doctor Freddy Castillo, del Movimiento de Médicos Sandinistas del distrito siete, la brigada estaba atendiendo casos de oftalmología, de pediatría, de ginecología y de medicina general, realizaban chequeos de Papanicolaou, además de vacunas de distinto tipo.