En el periodo que ha transcurrido desde el Domingo de Ramos (20 de marzo) hasta el martes 22 de marzo, se registran un total de 17 muertos y 23 lesionados por accidente de tránsito, según informó el Subdirector de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz Madriz.

Con el tema de las muertes homicidas desde el día 20 al 22 de marzo llevamos dos homicidios, un parricidio, un asesinato. En comparación a la Semana Santa del 2015 registramos cuatro muertes homicidas menos.

El jefe policial explicó que solamente este martes santo se registraron seis personas fallecidas como consecuencia de accidentes de tránsito en Matagalpa, Granada y Masaya, de estos tres conductores y tres pasajeros, siendo la principal causa la conducción en estado de ebriedad.

“En el acumulado, desde el domingo 20 hasta el día martes 22 de marzo, llevamos una disminución de menos 15 accidentes de tránsito (en comparación con el 2015), no así las muertes por accidentes que totalizan 17, es decir 14 más que el mismo periodo del año pasado”, detalló Díaz.

El Comisionado General indicó que hasta la fecha se totalizan 23 lesionados, tres menos que el mismo periodo del 2015.

Sin incidencias en sitios turísticos

Por otro lado, Díaz Madriz aseguró que hasta el momento no se registran incidencias relevantes o muertes homicidas en lo que respecta a balnearios, sitios turísticos, actividades religiosas, culturales, deportivas y artísticas, así como tampoco en las terminales interdepartamentales, mercados, parques y paradas de buses.

También señaló que como institución de orden público continúan garantizando la seguridad de las familias nicaragüenses y turistas extranjeros en las celebraciones religiosas y los sitios turísticos y que en ese sentido se ha brindado cobertura a 168 procesiones, 483 balnearios, 354 paradas de buses, 26 terminales de buses interdepartamentales, 40 destinos turísticos, 240 mercados y las principales carreteras y vías de acceso en el marco del Plan Nicaragua Mejor.

Fortalecerán planes de seguridad

El Comisionado Díaz aseguró que desde este Miércoles Santo estarán fortaleciendo los planes de seguridad como el Plan Carretera con la implementación de retenes, vallas, puntos de control, radares de velocidad, alcoholímetros, perfilando conductores ebrios y evitar muertes y lesionados por accidentes de tránsito.

Recomendaciones para las familias

Tomando como referencia que este Miércoles Santo se producirá mayor movimiento y traslado de las familias nicaragüenses hacia los balnearios, destinos turísticos y otros sitios de interés, la Policía Nacional ha girado algunas recomendaciones a tomar en cuenta al momento de movilizarse por las carreteras de cara evitando los accidentes de tránsito.

“¿Se pueden evitar los accidentes de tránsito? Si se pueden evitar. ¿Cómo se pueden evitar? Incidiendo en nuestros conductores, peatones y pasajeros conductas responsables. No conducir bajo los efectos del alcohol (porque) muchos insisten en conducir borrachos y a altas velocidades: la combinación velocidad-borrachos deja como resultado la muerte o lesionados”, manifestó Díaz.

El Comisionado General Díaz instó a los conductores a respetar los límites de velocidad y señales de tránsito, utilizar el cinturón de seguridad y cascos de protección en el caso de los motorizados los que también deben recordar que ese vehículo de dos ruedas es solo para dos personas.

“Nosotros vamos a seguir aplicando lo que nos establece y lo que nos faculta la ley de tránsito. ¿Qué significa eso? Seguirlos multando y trasladar el automotor a los depósitos municipales para proteger la vida de las personas, evitar el exceso de pasajeros, revisar el estado técnico y mecánico del vehículo”, añadió.

En cuanto a los peatones, la Policía Nacional también hace el llamado a desarrollar conductas responsables en la vía, fijarse a ambos lados de la calle antes de cruzar.

Finalmente, el Comisionado General recordó las prohibiciones orientadas por la institución como la portación de arma de fuegos que permanecerá vigente hasta el domingo 27 de marzo; la venta y consumo de bebidas alcohólicas a niños, niñas y adolescentes; y la circulación y estacionamiento de automotores en las costas.