El Banco Central de Nicaragua (BCN)informó este 22 de marzo que en 2015 la economía nicaragüense registró un crecimiento anual de 4.9 por ciento, según resultados preliminares del Producto Interno Bruto - PIB al IV trimestre. Este resultado estuvo marcado por una aceleración en la tasa de crecimiento económica durante el III y IV trimestre.

El contexto de mejora en los términos de intercambio en 2015 como resultado de la baja en los precios de los combustibles incidió en un aumento en el ingreso nacional bruto disponible, lo que se reflejó en un aumento del consumo (5.2%). Además, el impulso del programa de inversión pública y el dinamismo de la inversión privada resultaron en aumentos en la formación bruta de capital (21%), que incrementaron la demanda interna. En cambio, la demanda externa neta presentó una reducción en el PIB, al registrarse crecimiento de las importaciones (11.6%) y contracción de las exportaciones (-2.0%) las que estuvieron afectas por menores precios internacionales en las materias primas, commodities.

Por el enfoque de la producción, las actividades con mayor dinamismo en 2015 fueron: construcción (25.4%), intermediación financiera (9.5%), comercio (7.0%), hoteles y restaurantes (5.5%), y transporte y comunicaciones (5.3%), entre otras. Asimismo, se observaron reducciones en las actividades de explotación de minas y canteras (6.7%), pesca y acuicultura (3.8%) e industria manufacturera (1.1%).

Con estos resultados, se estima que el Producto Interno Bruto anual en 2015 alcanzó 345,959 millones de córdobas corrientes, presentado un crecimiento nominal de 13 por ciento.

A finales de marzo, el Banco Central de Nicaragua publicará el Informe Anual 2015 en donde se presentará información detallada de los resultados macroeconómicos del cierre del año.