El plan de seguridad vial y de acercamiento a la población en los balnearios del país, es algo evidente si uno se moviliza a las playas más concurridas del Pacífico, donde a lo largo de las carreteras y en las costas se puede observar a los agentes de la Policía Nacional, ya sea regulando el tráfico o bien brindando recomendaciones a quienes disfrutan de las cálidas aguas.

De acuerdo al comisionado Alejandro Picón, Jefe del Distrito IX de la Policía, correspondiente a los municipios de San Rafael del Sur y Villa El Carmen, el amplio despliegue tiene como prioridad la cobertura a las vías de acceso a balnearios como Pochomil, Masachapa, Los Cajones y San Diego.

Picón aseguró que en los diferentes tramos de carretera hay grupos de vigilancia y patrullaje, lo cual se evidencia incluso desde el 7 Sur, en la misma salida de Managua. El objetivo, manifestó, es evitar accidentes de tránsito y por tanto salvaguardar la vida de las familias.

“A nuestros conductores les pedimos que manejen con prudencia, que no abusen de la velocidad, (que) van a llegar a su destino”, indicó.

Algo importante en lo que hay que hacer énfasis es en que la Policía Nacional tomará medidas contra quienes viajen a altas velocidades o conduzcan bajo los efectos del licor.

Cabe señalar que el despliegue policial hacia estos balnearios es de grandes proporciones, ya que incluye la carretera El Crucero, la Carretera El Chile y la Vieja a León, que es la más transitada por los veraneantes capitalinos.

En todos estos tramos los agentes están equipados con radares de velocidad y alcoholímetros.

Orden y tranquilidad en las playas

En relación a las costas, el comisionado Picón aseguró que los policías están haciendo también labores de vigilancia, patrullaje y pendientes de auxiliar a la población ante cualquier situación que se pueda presentar, todo ello de cara a mantener el orden y que las familias puedan recrearse en paz y tranquilidad.

Otro aspecto fundamental tiene que ver con los vehículos sobre la playa. El jefe policial fue enfático en que está completamente prohibida la circulación de carros, camionetas, cuadriciclos o cualquier otro automotor.

Picón insistió en que las familias deben ser muy cuidadosas con sus niños y con los ancianos, es decir, estar pendientes de ellos para evitar tragedias.

La idea “es que la familia de divierta, que se recree en sana paz (...). La Policía está para (garantizar) eso. El llamado y las instrucciones que nos ha hecho nuestro Jefe Supremo (el Comandante Daniel Ortega) es salvaguardar la vida, proteger (a la población) y prevenir cualquier actividad delictiva en estos balnearios”, expresó.