Comerciantes y veraneantes que disfrutaron este sábado en las aguas de Xiloá, aseguraron que con la medida de no cobro por el acceso a los balnearios en todo el país, pueden gozar al máximo del verano ya que se defiende la economía familiar y permite mayor acceso las bellezas nacionales.

Como es tradición en el país, las familias aprovechan las vacaciones de la Semana Santa, que coincide con la temporada más calurosa, para visitar las refrescantes fuentes de agua.

Disfrutando de un atún con galletas, el originario de El Espinal, Róger Peña, celebró esta medida que le permitió —de acuerdo a sus declaraciones— disfrutar de un verano “de verdad” con su familia.

“El gobierno está número uno ahorita. Nos da todo lo que queremos: diversión, beneficios y todo lo que viene será para nosotros”, expresó.

Los comerciantes por su parte, afirmaron que esta es una manera más en la que el Buen Gobierno les ha restituido el derecho a ejercer su actividad comercial.

“Yo no pago. Gracias a Dios que no hemos pagado porque yo tengo ya bastantes años de estar vendiendo y nunca he pagado aquí ni un peso”, dijo la comerciante Celia Espinoza.

Espinoza, aseguró que esta política, junto a las diversas actividades que se desarrollan entre el gobierno, los restaurantes, empresas y las instituciones dedicadas al salvaguardo de la seguridad, le garantizan a los comerciantes mayores ganancias.

“Han estado bien las ventas, gracias a Dios y gracias a Dios por el Gobierno también, por él han estado buenas las ventas, refirió.

“Le damos gracias al Presidente Daniel Ortega que nos da esta oportunidad de venir a vender a Xiloá para sacar nuestro alimento y que no está cobrando gracias a Dios y nos da libre todo aquí”, añadió Fátima de los Ángeles Pérez, quien declaró que le ha ido bien durante todo el mes de marzo por la promoción que ha tenido este centro turístico.