Un total de 13 mil agentes de policía y 2 mil 650 patrullas motorizadas están desplegadas desde este sábado hasta el próximo domingo 27 de marzo en todo el país, como parte de las medidas preventivas de la Semana Santa.

El Sub Director de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz, afirma que las prioridades para la institución son tanto las actividades recreativas como religiosas, así como la vigilancia y patrullaje en las carreteras.

Indica que la seguridad vial está desarrollándose en 270 tramos y 800 puntos de control.

Respecto a otras actividades, señala que hay presencia policial en las procesiones, en 480 balnearios en todo el país, en los paseos familiares organizados por el Gobierno, en los mercados, las paradas de buses en general, las terminales aéreas y las diversas actividades culturales y religiosas.

El comisionado general Díaz recuerda que durante todo el período que comprende el plan está prohibida la portación de armas de fuego, la venta y consumo de alcohol a menores de edad, y parquear vehículos en las playas.

Así mismo se exhorta a no conducir bajo los efectos del licor, respetar los límites de velocidad y las señales de tránsito, y usar el cinturón de seguridad o el casco protector, respectivamente.

Indispensable es también la revisión del estado técnico del vehículo y evitar el exceso de pasajeros.

A los peatones también se les recomienda movilizarse con responsabilidad en las calles y carreteras.

"Esperamos en esta Semana Santa 2016 reducir considerablemente los muertos por (accidente de) tránsito y los muertos por actividad delictiva", apunta Díaz, para quién esto sólo es posible con una conducta responsable.