En su mensaje, el Cardenal Miguel felicitó al Ejército de Nicaragua por su 33 aniversario. “Felicito al señor Presidente de la República, Comandante Daniel  Ortega Saavedra,  Jefe Supremo del Ejército;  al General de Ejército Julio César Avilés y a todos los hermanos y hermanas que forman parte de este glorioso Ejército de Nicaragua”, dijo al iniciar.

Previo al inicio del acto oficial del Ejército, Su Eminencia sostuvo un encuentro con el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Su Eminencia destacó que “nuestro Ejército es un Ejército digno de encomio, no es un Ejército estático, sino que juega un papel muy importante en la vida diaria de todos los ciudadanos” y recalcó que “es un Ejército que se ha preocupado por forjar hombres y mujeres al servicio de la Patria”.

Asimismo señaló que “vemos a nuestros hermanos militares trabajando con las comunidades afectadas  por los desastres naturales, brindando seguridad en las labores productivas del campo, participando en las jornadas de salud, alfabetización, vacunación y reforestación”.

El Cardenal manifestó que el Ejército “está compuesto  por hombres y mujeres ejemplares con valores éticos y patrióticos que no demandan  más reconocimiento que el deber cumplido”.

Por tal razón aseguró que “los nicaragüenses orgullosamente pueden decir que el Ejército de Nicaragua es un Ejército de Paz, Solidario, Colaborador, y comprometido con el desarrollo de nuestro pueblo”.

En su oración, el Cardenal pidió al Señor que derrame bendiciones sobre las autoridades nicaragüenses y sobre el Ejército “para que siempre sean agentes de paz, solidaridad y desarrollo”.

De la misma manera dijo que “el Señor bendiga cada acción, cada gesto, cada actividad  que realicen para hacer la Paz, la Tranquilidad y el Bienestar del pueblo nicaragüense".