Mantener limpias las viviendas es la mejor estrategia para prevenir las enfermedades, acción que a diario desarrolla Teresa López, habitante del barrio Adolfo Reyes, ubicado en el distrito V. Desde temprano se da a la tarea de barrer el interior del inmueble, así como el patio para evitar la acumulación de basura y por ende los focos de enfermedades.

De cara a la intensa jornada de prevención de las enfermedades transmitidas por vectores, Teresa ha puesto mayor empeño a las recomendaciones que constantemente brindan las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) para evitar que sus nietos e hijos resulten afectados por el virus del Dengue, Zika y Chikungunya.

“Los médicos pasan siempre abatizando, hablando con nosotros y la fumigación es constante, para mí es un buen trabajo el que están haciendo porque matan los zancudos y así evitamos un montón de enfermedades. La comunidad siempre colabora y nosotros desde la casa también lo hacemos, lavamos las pilas, barremos los patios, cortamos la maleza, recordemos que sino ayudamos con la limpieza de nuestras casas es pocos días se convertirían en focos de enfermedades” expresó.

Esfuerzo en conjunto

Las recomendaciones médicas han calado en cada ciudadano, a diario los médicos de las diferentes unidades de salud recorren los barrios para abordar de manera directa con las familias la situación epidemiológica de nuestro país, así como garantizar que ninguna vivienda se quede sin ser fumigada.

“Son 390 casas las que han sido intervenidas en este barrio en el que hemos contado con el apoyo de sus habitantes, por nuestra parte andamos en cada una de las viviendas dándole orientaciones a la población de cómo identificar los posibles riesgos y depósitos que se pueden convertir en criaderos de zancudos y explicándoles que la forma más adecuada de prevenir las enfermedades es a través de la limpieza de las casas” refirió el doctor César Castillo, director de la unidad de salud Pedro Altamirano.

Los recorridos por las viviendas permiten a su vez la captación de cuadros febriles, los que son atendidos de manera inmediata y oportuna. Una vez que el paciente es identificado, el Minsa desarrolla acciones concretas para evitar que se produzca un brote epidemiológico en las comunidades.

“Cuando se nos presentan cuadros febriles nosotros venimos a los barrios y desarrollamos acciones de control de foco, son nueve manzanas alrededor de la vivienda donde se nos presenta el cuadro febril las que fumigamos y atendemos para evitar que se nos expandan más casos de Zika, Dengue o Chikungunya finalizó Castillo.