Los representantes del cuerpo diplomático, acreditado en el país, consideran que Nicaragua es un modelo a seguir en referencia a la prioridad que brinda a los temas de prevención y atención a desastres naturales, el cual se fundamenta en el modelo de seguridad ciudadana y humana que promueve el Gobierno Sandinista.

Distintos embajadores exaltaron la voluntad de la administración del Presidente Comandante Daniel Ortega y de la Compañera Rosario Murillo de venir fortaleciendo los diferentes sistemas de monitoreo y vigilancia de los fenómenos naturales que puedan afectar a las familias, tomando en cuenta que Nicaragua por su situación geográfica está expuesta a una serie de amenazas naturales, relacionadas a los sismos, huracanes, tsunamis, erupciones volcánicas e inundaciones.

Las declaraciones de los diplomáticos se dieron, luego de concluido un encuentro entre funcionarios del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), que explicaron el Sistema de Monitoreo y Vigilancia a los Fenómenos Naturales que ha venido fortaleciendo el Gobierno Sandinista.

En el encuentro participó el compañero Fidel Moreno, en representación del Gobierno Sandinista, así como los funcionarios del INETER, Marcio Baca de la Dirección de Meteorología; los científicos nicaragüenses William Martínez y Armando Saballos de la Director de Geología y Geofísica; Wilfred Strauss y José Milán, ambos asesores científicos de la institución.

[email protected] ellos explicaron las tareas que se realizan de cara al estudio y comportamiento de los diferentes fenómenos climáticos, volcánicos y sismológicos, a fin de poder llevar la información a la ciudadanía y de ahí diseñar los planes de prevención y los diferentes simulacros.  También se les informó del Simulacro Nacional Multiamenazas que se realizará este jueves 17 de marzo.

El Embajador de Venezuela Javier Arrúe considera que Nicaragua es un país privilegiado, ya que a pesar de los peligros que corre por los fenómenos naturales "también es una escuela de aprendizaje, una escuela para dar respuesta y aprender a dar respuesta a estos fenómenos que muchas veces escapan de nuestras manos".

Valoró que los efectos de estos fenómenos se reducen drásticamente, cuando existe todo una cultura y modelo de prevención, que es la principal apuesta del gobierno para defender la vida.

"Nicaragua se está convirtiendo en un referente e incluso en un referente mundial, porque yo creo que no hay ninguna parte del mundo que uno, tres o cinco volcanes se pongan de acuerdo para empezar a activarse y uno se asombra cuando se asoma al cráter del volcán Masaya y ve esa turbulencia de lava, ese rumor que hace a la lava (...) incandescente, por eso agradezco al gobierno, al compañero Daniel y a la compañera Rosario (...) que nos están poniendo al día de qué es lo que hay, que es lo que tiene Nicaragua para prevenir  los riesgos", dijo Arrúe.

El Nuncio Apostólico Fortunatus Nwachukwu, valoró de muy importante conocer lo que se hace en materia de prevención, porque una persona informada, se siente más tranquila.

“Con estas informaciones nos enriquecemos, conociendo más todavía las medidas muchas veces no conocidas al público que el gobierno está tomando para asegurar el bien de la población, el bien de todas las personas que se encuentran en su territorio, muchas personas que llegan a Nicaragua tal vez llegan de países que no tienen experiencias sísmicas, no tienen experiencias de huracanes o terremotos, entonces la primera acción o sentimiento es de inquietud, pero con sesiones como estas las personas llegan a estar muchos más tranquila”, dijo Fortunatus.

Reconoció que el Gobierno de Nicaragua está trabajando por la prevención y no está “con los brazos y piernas cruzadas, hay actividades de prevención, hay actividades de formación del pueblo”.

El Embajador de Cuba Eduardo Martínez calificó de muy útiles las informaciones recibidas, porque ayuda mucho a las misiones diplomáticas a realizar sus propios planes, por estar en una región de muchos riesgos naturales.

“Estamos en un país, en una región de riesgos y conocer donde están los riesgos y como está preparado, nos da, siempre asusta un poquito, pero al mismo tiempo nos da tranquilidad en el sentido de donde saber dirigir nuestros esfuerzos de prevención, de mitigación”, señaló Martínez, que reconoce los trabajos de prevención que ha venido realizando con todos los sectores del país.

Agregó que de Nicaragua hay mucho que aprender en este tema, sobre todo de las medidas organizativas de cara a defender la vida.

Gerardo Galvis, asesor de la Organización Panamericana de la Salud, señaló que esta oficina está dispuesta a brindar su granito de arena a estos esfuerzos de prevención, para ayudar a la salud y al desarrollo del país.

“Una de las fortalezas de Nicaragua es su sistema de prevención y de respuesta a emergencia y desastres, que es algo en lo que hay mucho que aprender de lo que ha logrado Nicaragua y sé que ese aprendizaje no ha salido del aire, ha sido por lo que han vivido y han enfrentado”, señaló Galvis.

Un gobierno que trabaja por las familias

Al comienzo del encuentro, el compañero Fidel explicó generalidades de este esfuerzo en materia de prevención, uno de los pilares en que se trabaja para salvaguardar la vida del pueblo.

“En este marco el INETER tiene la misión de vigilar y presentar las alertas que se presentan en el país de acuerdo a los diferentes fenómenos naturales que enfrentamos en el mundo de hoy”, expuso Moreno.

Subrayó que en el modelo de seguridad ciudadana y humana se trabaja de manera articulada con todas las instituciones del estado, lo que permite revisar y actualizar los planes frente a las amenazas.

“Nuestro modelo de prevención apunta a la organización de las comunidades, a preparar a las comunidades en función de poder conocer cuáles son sus planes de alerta, conocer cuáles son primero sus vulnerabilidades, cómo enfrentarlas, en qué consiste las alertas y como interactuamos para ponernos en resguardo en cada una de estas situaciones y después en el sistema venimos desarrollando acciones de mitigación, que es como el segundo gran componente”, planteó.

Puntualizó Moreno que en cada área de trabajo de INETER se viene adquiriendo tecnología para hacer el trabajo de monitoreo y alerta, fortaleciendo los redes sismológicas y meteorológicas.