La Línea de Emergencia 118 es un servicio telefónico que brinda la Policía Nacional a la ciudadanía a través de la cual pueden efectuar denuncias e incidentes, actualmente la línea registrar un total de cinco mil llamadas diarias de las cuales muchas son conocidas como falsas llamadas, acción que entorpece la labor policial.

Ante la situación, la institución ha puesto en práctica una serie de acciones que han permitido identificar a quienes de manera irresponsable crean falsa alarma y provocan gastos innecesarios a la institución.

“Hace un mes se reinauguró el centro, hemos tenido una demanda grande de llamadas, dentro de esas hemos visto que se ha reducido el índice de llamadas hostigosas, antes se registraban alrededor de 90 por día y actualmente se registran 74, sin embargo la mayoría de los casos son reales” refirió Comisionado Mayor Tomás Velásquez, Jefe del Departamento de Vigilancia y Patrullaje.

A través de la moderna tecnología con la que cuenta el centro de operaciones de la Línea 118 han logrado identificar los números telefónicos de los cuales se realizan las llamadas hostigosas, por ello se tomarán medidas judiciales en contra de los que obstruyen el buen funcionamiento del servicio.  

“La población ha tomado conciencia del sistema ya que es de alta tecnología y cuenta con grabación de voz, mensaje, identificación de llamadas y además estamos en el proceso de grabación de las personas que serán llevadas a juicio por obstrucción de funciones, siendo quienes nos saturan totalmente el sistema de emergencia y no permiten que otras llamadas entren a pesar que contamos con treinta líneas de entrada pero siempre se nos presentan algunos ciudadanos o niños que empiezan a molestar y obstruyen la entrada de las llamadas” señaló.

Ante esta situación, el Comisionado Velásquez instó a la población a ser más responsables y a los padres de familia a educar a sus niños para que no hagan mal uso de la línea, acción que a futuro evitará que se siga dando una obstrucción en los servicios de emergencia.