Ante la culminación de sus labores en Nicaragua, el Representante Adjunto de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), Katsuhiko Shino recibió una placa de reconocimiento de parte de la Alcaldía de Managua (ALMA) en agradecimiento el apoyo brindando a la comuna capitalina en la ejecución de diversos proyectos que abonan al desarrollo de la ciudad.

“Nosotros muy emocionados, pero sobretodo muy agradecidos. Si bien es cierto estamos despidiendo a nuestro amigo, representante de JICA, nosotros muy agradecidos porque realizamos un sueño con esta coordinación con nuestros hermanos de Japón para empezar con el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de nuestra ciudad, que es un interés del Comandante Daniel (Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo) y todo un conjunto de trabajo de nosotros como Alcaldía, un sueño hecho realidad”, expresó la Secretaria del Concejo Municipal, compañera Reina Rueda Alvarado.

La funcionaria destacó el apoyo que la cooperación japonesa, a través de su Representante Adjunto, ha brindado a Nicaragua, en especial para el desarrollo urbano de Managua.

“Gracias a esa coordinación hemos logrado lo que es la cooperación técnica que es muy importante para el fortalecimiento de nuestra institución e irle sirviendo más y mejor a nuestro pueblo, a nuestra ciudad, sobre todo era un interés empezar a desarrollar este Plan Maestro y para nosotros la satisfacción”, añadió Rueda.

Por su parte, Katsuhiko Shino, señaló que trabajo en Nicaragua por periodo de cuatro años, tiempo en el cual tuvo la oportunidad de contar con el respaldo de varias instituciones de Gobierno y junto con el Gobierno Sandinista crear proyectos para desarrollo del país.

Shino subrayó la elaboración del Plan Maestro de Desarrollo Urbano para el municipio de Managua, un proyecto que considera el mayor logro dentro de sus funciones en la agencia, dado que la capital nicaragüense tiene mucho potencial en el contexto de desarrollo del país, tomando en cuenta que también conserva su naturaleza siendo este un elemento para establecer un buen plan consensuado por toda la población.