Como parte del proceso de continuidad a las acciones preventivas contra las enfermedades provocadas por los mosquitos, brigadistas del Ministerio de Salud se hicieron presentes en el barrio Paraisito donde fumigaron 560 viviendas, medida que garantiza la eliminación del mosquito adulto.

El compañero Carlos Montalván, higienista del Centro de Salud Francisco Buitrago manifestó que gracias al esfuerzo en conjunto con la población se ha logrado avanzar positivamente en las labores de prevención.

“Es una labor que continuamente venimos haciendo para lograr una eliminación efectiva del mosquito, lo más importante es que la población no deje de efectuar la limpieza de sus casas, recordemos que el Aedes Aegypti se reproduce y sobrevive en el agua limpia así que lo más importante es no bajar la guardia y permanecer alertas”, refirió.

En cuanto a la participación de las familias, es importante destacar que los habitantes del sector cuentan con un amplio dominio de las acciones que deben desarrollar y de las medidas inmediatas a poner en práctica en caso de presentarse un cuadro febril en su familia o comunidad.

“La fumigación ayuda bastante a eliminar los zancudos, pero nosotros hemos venido haciendo caso a las orientaciones que nos brindan los brigadistas y doctores, quienes nos han señalado que lo más importante es la limpieza del hogar, mantener los recipientes con agua tapados y evitar el almacenamiento de recipientes que no utilizamos”, manifestó Karla Toruño.

“Acá lo más importante es tener conciencia y reconocer que cada uno de nosotros somos los que más debemos de colaborar en la lucha anti epidémica, recordemos que está en juego la vida de nuestros hijos y la nuestra por ello estamos en la obligación de limpiar, dejar que fumiguen, abaticen y si tenemos fiebre no auto medicarnos” finalizó Róger Carrasco.