Los conductores que a partir de este viernes sean multados, ya no tendrán que dirigirse a Tránsito Nacional o a las delegaciones departamentales para retirar sus licencias de conducir una vez hayan pagado la multa.

De acuerdo al Jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional, Comisionado General Roberto González, a partir de esta fecha el sancionado recibirá su licencia en su propio domicilio a través de Correos de Nicaragua.

La licencia estaría llegando de tres a cuatro días luego de haberse hecho el respectivo pago en las instituciones bancarias.

El objetivo es agilizar el proceso de entrega y que los conductores no tengan que ir a perder tiempo y a hacer engorrosas filas en las delegaciones policiales.

González recordó, sin embargo, que todo ciudadano sigue manteniendo el derecho de apelar una multa aplicada. Estas apelaciones, en el caso de Managua, dejarán de realizarse en las delegaciones distritales, sino que deberán efectuar directamente en Tránsito Nacional.