Con el respaldo de 63 [email protected], la Asamblea Nacional aprobó una declaratoria de respaldo al Pueblo y Gobierno Bolivariano de Venezuela, presidido por el compañero Nicolás Maduro, ante las arremetidas del gobierno imperialista de Barack Obama.

La administración estadounidense ratificó el decreto que declara a Venezuela como una "amenaza" para ese país, algo que es rechazado por las familias venezolanas y el gobierno bolivariano, así como por América Latina y el Caribe.

En la orden ejecutiva del gobierno norteamericano, se declara que Venezuela es una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses", por lo que suspende las visas y congela activos de ciudadanos venezolanos en territorio de los Estados Unidos.

“Esa acción del Poder Ejecutivo estadounidense, debe ser considerada como una agresión a un país, y ningún país que esté en contra de políticas intervencionistas, debe quedarse callado ante esa agresión”, señala la exposición de motivos de la propuesta presentada por el coordinador de la bancada del FSLN, el compañero Edwin Castro.

Subrayó que Nicaragua no puede quedarse callada ante las agresiones de Estados Unidos al pueblo venezolano y al gobierno del compañero Nicolás Maduro, porque también ha sufrido de ataques e intervenciones de parte de las administraciones norteamericanas.

La declaratoria destacan tres puntos:

Solidaridad con el Pueblo y el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela; Unidad en libertad, dignidad y bien común con los pueblos de nuestra América Latinoamericana y Caribeña; Condena al decreto u orden ejecutiva y además instamos al pueblo norteamericano y a su gobierno que deje sin efecto dicho decreto”.

“Las Diputadas y los Diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua, en representación de hombres y mujeres de este pueblo de Darío y Sandino, condenamos el Decreto Ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, que no está en concordancia con los signos de los tiempos, y es una agresión al Gobierno Legítimo del Presidente Nicolás Maduro, heredero del Comandante Chávez”, destaca la declaratoria.

Política exterior contradictoria

Agrega “Instamos al Pueblo norteamericana y a su Gobierno que de inmediato anule dicho Decreto que atenta contra la Unidad Latinoamericana y Caribeña, y demuestra una actitud hostil contra nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños”.

Castro consideró que la política exterior de Obama para con América Latina y el mundo es contradictoria, pues por un lado promueve el acercamiento con Cuba y por otro, está creando un conflicto con Venezuela.

“Es contradictorio que Barack Obama esté buscando una distensión con Cuba después de la condena permanente de casi todos los países del mundo, excepto dos, Israel y Estados Unidos, y a la vez emitiendo una declaración ejecutiva que interviene en los asuntos internos del pueblo y gobierno de Venezuela; eso es incoherente, eso es seguir en la misma política imperial del sistema”, indicó el diputado sandinista.