Faltan pocos días para el inicio de la Semana Santa y los comerciantes del Mercado Roberto Huembes se muestran positivos ante una de las épocas en las que alcanzan mayores ventas, por tal razón ya están más que preparados para atender a los compradores y cumplir con sus exigencias en cuanto a la variedad de productos.

Las frutas no pueden faltar durante las vacaciones, por ello los vendedores han abastecido sus establecimientos con la gran variedad de frutas de la temporada, las cuales están siendo comercializadas a precios módicos.

“La docena de jocotes cuenta diez córdobas, las mandarinas cuestan entre diez córdobas por unidad dependiendo del tamaño. Las ventas han estado bastante buenas, la gente no deja de venir a comprar los ingredientes para el almíbar y sabemos que ya los próximos días las ventas van a mejorar porque es una costumbre llevar frutas a la playa señaló Mercedes López.

En cuanto a la vestimenta y accesorios para viajar a la playa, las comerciantes cuentan con una amplia variedad de estilos y colores de chinelas, sandalias, flotadores y para quienes no puedan viajar a los destinos turísticos del país, también se están comercializando piscinas.

“Ahorita tenemos variedad de precios en las piscinas, las familiares cuestan 650 córdobas, las piscinas inflables valen 1 mil 200 córdobas, en cuanto a las chinelas tenemos desde la más sencilla a 60 córdobas y las más finas cuestan 160 córdobas” refirió Carolina Cajina.

“Sabemos que los compradores siempre vienen los últimos días, previo a irse de paseo, por ello nosotros los estamos esperando con ansias, hasta ahorita las ventas han estado buenas, no hemos dejado de vender pero sabemos que ya la próxima semana aumentarán. Tenemos precios solidarios, los flotadores cuentas 100 córdobas, los sombreros a 150 córdobas, todo acorde a la economía de las familias” finalizó Marbellí Áreas.