Bajo el enfoque de garantizar la vida, la integridad física y los bienes de las familias nicaragüenses, la Policía Nacional presentó este lunes el Plan de acción que estará desarrollando de cara a la Semana Santa 2016, periodo de vacaciones que inicia este viernes 18 de marzo y en el que se contará con el respaldo de 14 mil efectivos policiales.

El Subdirector de la institución de orden público, Comisionado General Francisco Díaz Madriz, informó que el resguardo de la seguridad vial será una de las prioridades de este plan policial y que en ese sentido brindarán protección a 4 mil kilómetros lineales de carretera en 270 tramos de supervisión y 800 puntos de control en búsqueda de incidir y evitar las muertes por accidentes de tránsito en las carreteras del país.

Indicó que también se brindará protección a las familias nicaragüenses que participan en las distintas procesiones que se celebran en los 153 municipios del país, así como demás actividades culturales y religiosas; el resguardo policial en 483 balnearios, destinos turísticos, barrios, mercados, parques, paradas de buses, terminales interdepartamentales e internacionales.

Díaz Madriz aseguró que la protección de la vida, la integridad física y los bienes de las personas será también una prioridad de la institución durante esta Semana Santa, ante lo cual se ha dispuesto fortalecer los departamentos policiales de Granada, Rivas, Chinandega, León y Managua.

Según Díaz, para la ejecución de este plan se dispondrá de 13 mil fuerzas policiales profesionales y mil policías voluntarios que estarán garantizando la seguridad de las familias nicaragüenses con el apoyo de 1,850 motocicletas, 563 camionetas y 246 autos.

Por otro, el jefe policial aseveró que ha establecido como prohibiciones la portación de armas de fuego desde el sábado 19 al domingo 27 de marzo; la venta y consumo de bebidas alcohólicas a niños, niñas y adolescentes; circulación y estacionamiento de automotores en las costas de cara a evitar accidentes de tránsito, lesionados y muertes.

“Esperamos que en esta semana santa reducir las muertes por accidente de tránsito y que las familias nicaragüenses y las personas que nos visiten de otros países desarrollen sus actividades en un ambiente de paz, tranquilidad, unidad familiar y con mucha seguridad ciudadana, dijo el Subdirector de la Policía.

Finalmente, la Policía Nacional recomienda a las familias nicaragüenses y turistas extranjeros a que durante este periodo de verano no conduzcan bajo los efectos de bebidas alcohólicas y en caso de ingerir este tipo de productos contar con un conductor designado; respetar los límites de velocidad; usar el cinturón de seguridad y los cascos de protección en el caso de los motorizados y pasajeros; evitar el exceso de pasajeros; que los peatones se movilicen con responsabilidad protegiendo su vida; revisar el estado técnico-mecánico de los vehículos para que se puedan movilizar con seguridad; y no dejar solas sus viviendas o encomendarla a algún vecino que sea de su absoluta confianza.

Policía continúa garantizando seguridad de las familias

La ejecución del Plan Permanente de Seguridad Ciudadana y Humana continúa poniéndose en marcha en nuestro país, un trabajo protagonizado por la Policía Nacional, institución que durante la última semana logró la captura 43 personas acusadas por delitos de homicidio, robo con intimidación y abastecimiento de psicotrópicos y estupefacientes.

Del total de detenidos 6 corresponden al delito de homicidio, 21 por robo con intimidación y 16 por la comercialización de drogas.

Al momento de la detención, a los delincuentes les fueron ocupados ocho teléfonos celulares, seis armas de fuego, seis motocicletas, dos camionetas, un automóvil, un camión, una bicicleta, cuatro routers, dos Simbox, 3,583 chips para teléfonos celulares y tres módems.

El Comisionado General Díaz detalló que durante estos operativos policiales se desarticularon 64 expendios drogas que dejó como resultado seis detenidos.

Por otro lado, destacó que se dio con la captura de un sujeto de nacionalidad jordana que se dedicaba al aprovechamiento indebido de las telecomunicaciones, a quien se le incautaron cuatro routers, dos Simbox, 3,583 chips y tres módems.