Dicho convenio establece compromisos compartidos para la implementación de un Centro Demostrativo y de Capacitación, a través del cual se dispondrá de tecnologías que podrán aplicar las familias beneficiarias de la zona y contribuirá a garantizar la provisión de materiales, equipos e insumos necesarios para el funcionamiento del Centro, que incluirá parcelas demostrativas de hortalizas, túneles hortícolas, composteras, lombriceras y un resguardo de herramientas.

Otro de los componentes del acuerdo entre la FAO y Visión Mundial, es que se coordinarán ferias para motivar el consumo de hortalizas y vegetales en la población, además de compartir información relacionada a las propiedades nutricionales de los alimentos que se produzcan, así como foros que permitan divulgar las experiencias vividas en esa temática.

Gero Vaagt, representante de la FAO en Nicaragua, aseguró que la firma del convenio les ayudará a fortalecer una visión compartida del trabajo de ambas organizaciones a favor de la seguridad alimentaria y de una mejor nutrición de cada uno de los nicaragüenses.

“Con la firma se fortalecerán las alianzas interinstitucionales a favor de la seguridad alimentaria y nutricional. Tanto FAO como visión mundial comparte el objetivo de contribuir a erradicar el hambre en Nicaragua, aunque claro está que Visión Mundial lo hace de manera más dirigida hacia la niñez”, expresó Vaagt.

María Haydee Pereira, directora nacional de Visión Mundial Internacional Nicaragua, señaló que el mismo convenio permitirá asegurar que las familias accedan no solamente a oportunidades de capacitación en general en temas de alimentación, sino en tecnología, dado que la FAO tiene una especialización en ese referente y el organismo que ella representa tiene presencia en todo el territorio nacional trabajando día a día con las comunidades y las familias, para lo cual se quiere aprovechar las capacidades técnicas de innovación de la FAO y la relación de Visión Mundial con la comunidad y de esa manera desarrollar centros de capacitación para que las familias conozcan nuevas formas de producción.

“Queremos aprovechar ambas experiencias, habilidades y también lo que ellos tienen (FAO) y lo que nosotros tenemos, para poder asegurar que las familias están accediendo a esa tecnología”, declaró Pereira.

Según Pereira, los costos de inversión del proyecto serán asumidos en partes iguales por ambos organismos.

En Nicaragua hay clima favorable para alianzas contra el hambre

El representante de la FAO destacó, que la creación de alianzas entre Gobierno y organismos internacionales, sociedad civil y sector privado es fundamental para llevar una acción más eficaz contra el hambre, movilizando la voluntad política para hacer el mejor uso de las iniciativas nacionales, regionales y mundiales.

“Aquí en Nicaragua tenemos un ambiente muy favorable para el trabajo nuestro, sabemos que hay una conciencia muy amplia en el tema de seguridad alimentaria, es un tema de prioridad del Gobierno, pero también de las alcaldías, […], sabemos que la Asamblea Nacional está trabajando en nuevas leyes, por ejemplo ahora en la merienda escolar para fortalecer la alimentación de los niños y niñas, de los alumnos, y sabemos que hay muchas iniciativas de organizaciones del sector privado y de otras instituciones como nosotros, entonces en ese sentido Nicaragua nos da un ambiente favorable y en ese ambiente debemos claramente buscar formas para agilizar y avanzar en este esfuerzo y trabajar en forma conjunta”, comentó Vaagt.

Por su parte, Pereira aseguró que con el Gobierno han tenido total apertura para la ejecución y desarrollo de proyectos de cara a garantizar la seguridad alimentaria y nutricional.

“Nosotros venimos conversando con la FAO y también el Gobierno viene conversando con la FAO, entonces vamos a unir esfuerzos”, puntualizó Pereira.