Con una solemne eucaristía en la iglesia Santa María Magdalena, en Masaya, el Cardenal Leopoldo Brenes, bendijo las fiestas en honor a San Lázaro.

Su Eminencia durante la homilía, manifestó que es el momento para que las personas dejen a un lado las calumnias y empiecen a amarse los unos a los otros.

“El Señor no nos condena porque Él no ha venido para condenar al mundo, sino para salvarlo y muriendo en la cruz para que todos nosotros tengamos vida en abundancia”.

“El Papa decía que ahí está la fuerza de la iglesia, en la piedad popular, tenemos que cuidarla porque es una acción espontánea y bien organizada de nuestra gente. Vemos cómo la gente está viniendo durante todo el día y para mí es un gran valor, yo he nacido de la piedad popular con mi familia”.

“Yo ya estoy cumpliendo 67 años y yo diría que de esos llevo 66 de viajar a Popoyuapa, mis primeros meses viajé en carreta desde Ticuantepe con mi papá, ellos decían que de las estacas de la carreta colgaban una hamaquita y ahí iba yo”.

A las puertas de Semana Santa

“Estamos ya a las puertas de la Semana Santa, una semana para iniciar el Domingo de Ramos y entrar en ese periodo corto para concluir la Cuaresma y celebrar el gran acontecimiento de la Pascua del Señor”.

“Debemos vivir en una actitud de ayuno y de buenas obras, un ambiente de oración, caminar en silencio, meditando esos momentos grandes de la Pasión del Señor. Invito a todos mis fieles a vivir intensamente esta Semana Santa y aquellos que se irán al mar y a una finca espero puedan caminar por la costa reflexionando un texto y que tengan la oportunidad de ir a las capillas y desde la naturaleza puedan experimentar la grandeza de Dios”.

“San Lázaro nos lleva a ese encuentro con Jesús para dar gracias por sus bondades y qué hermoso, como bien nos dice el Papa, que no olvidemos esos encuentro con el Señor, las acciones que hacen en la vida, acciones que son de amor, misericordia y de perdón”.

Feligreses recuerdan los milagros de San Lázaro

Rosa Margarita Tapia, indicó que puso en las manos de San Lázaro que intermedió para que Dios sanara a su mascota "Kevin".

“El cachorro se llama Kevin y lo traigo por promesa porque hace poco estuvo enfermo, entonces le hicimos la promesa a San Lázaro que lo íbamos a traer si se mejoraba”.

“Soy devota de San Lázaro y recuerdo que desde pequeña mi papá me llevaba con los perritos”.

“Nosotros tenemos ese fe en San Lázaro no solo por los perros sino por nuestra salud también, gracias a mi Señor Jesús que nos ha hecho milagros tanto a mí como a mis animalitos”, dijo Marva Alton quien cada año lleva a su perrita a pagar promesa y a quien vistió este año de princesa.