El brasileño Diego Costa perdió la cabeza en el juego de la FA Cup que Cheslea perdió ante Everton.

Diego Costa, que se había mostrado agresivo en varias acciones, al recibir una tarjeta amarilla por una dura entrada escupió al árbitro en los pies, aunque este no se dio cuenta.

Más tarde, al recibir una falta de Barry, se paró inmediatamente a encarar al defensa, amagó con darle cabezazos y finalmente lo mordió en el cuello. El jugador del Chelsea pareció arrepentirse y abrazo a Barry amistosamente.

Ya Diego Costa había recibido una fuerte sanción por agredir a Koscienly del Arsenal el 19 de septiembre.