Un centro de enseñanza de oficios para jóvenes sordos y ciegos de Nicaragua ganó el primer lugar para América Latina del concurso mundial Escuela Emprendedora 2015, informó hoy su director, el nicaragüense Famnuel Úbeda.

"Hoy nos hicieron saber que habíamos ganado el premio para América Latina. Estamos súper felices de saber que una idea que parecía loca, pudo demostrar que las cosas se pueden, con voluntad", dijo a Acan-Efe el director de la Escuela de Arte, Comunicación y Televisión para Sordos y Ciegos de Nicaragua.

El centro educativo nicaragüense ganó el premio, dotado de 2.000 dólares, por haber desarrollado un programa en computadora que reconoce la voz de los ciegos y las señas de los sordos, lo que les facilita el acceso a los programas de radio y televisión con los que cuenta el centro.

"Ellos solo necesitan estar frente a la computadora y esta escribe por ellos", explicó Úbeda, quien fundó la escuela en septiembre de 2014.

El centro educativo enseña actualmente a ocho niños y jóvenes con discapacidad auditiva a aprender manejo de cámaras, elaboración de guiones, diseño gráfico, redacción, fotografía, entre otras materias, para la producción de televisión.

Además de trabajar como intérpretes, los jóvenes pueden construir historias propias con técnicas de cine mudo, según su director.

Los estudiantes, con edades de entre 12 y 20 años de edad, tienen la atención de un psicólogo, un trabajador social y un médico general.

A pesar de la tecnología con que cuenta, hasta ahora la escuela no tienes fondos, pues todos los aparatos y programas de computadora han sido donados, y las clases son impartidas por maestros voluntarios en un edificio prestado en la ciudad de Estelí, a unos 140 kilómetros al norte de Managua.

"Creo que fue importante demostrar que hemos dado la oportunidad de tener trabajo a jóvenes, y que para eso realizamos tómbolas, rifas, vendemos comida, porque no contamos con presupuesto", afirmó el director.

En la búsqueda de fondos, los maestros y sus alumnos con discapacidad elaboraron el año pasado una caja para imprimir imágenes en camisetas, para venderlas.

Actualmente, la escuela imparte cursos a profesores universitarios e instituciones sobre cómo enseñar a comunicarse con sordos y ciegos.

El concurso, otorgado por la organización "Teach A Man To Fish" (Enseña a un hombre a pescar), está diseñado para apoyar a estudiantes de todo el mundo a dejar de ser buscadores de empleo para convertirse en creadores de empleos.

La organización ofrece premios en todo el mundo, dividido por regiones, y en este participaron 2.900 escuelas de 100 países.