Desde muy temprano la Alcaldía de Managua sorprendió a las mujeres trabajadoras, que palmean tortillas, llevándoles un hermoso obsequio y transmitiéndoles el cariño del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo en este mes especial que se celebra el Día Internacional de la Mujer.

En el barrio Batahola Sur, doña Consuelo Betanco, se levanta de madrugada para preparar su negocio de venta de tortillas, trabajo que ha hecho su familia con mucho orgullo desde hace generaciones.

Betanco, quien tienen una amplia clientela, comenta que a punta de palmear tortillas y vender frijoles cocidos ha sacado adelante a sus hijos, dándoles estudio y se siente orgullosa al decir que con su esfuerzo de madre soltera ha logrado profesionalizar a dos hijas.

La secretaria del Concejo Municipal de Managua, Reyna Rueda, la visitó en su humilde puesto de venta de tortillas y además de saludarla le entregó un obsequio que le enviaron el Presidente Daniel y la Compañera Rosario.

Doña Consuelo dijo que es bueno sentirse reconocida desde su humilde trabajo. "Nosotras somos mujeres trabajadoras, aquí estamos haciendo un esfuerzo para salir adelante. Con este negocito de las tortillas gradué a todos mis hijos en la universidad", comentó.

También doña Ileana Rocha, quien palmea tortillas desde hace 10 años en el barrio René Núñez, dijo sentirse agradecida con la visita que le cayó de sorpresa.

Los vecinos de doña Ileana dicen que las tortillas que ella palmea son las mejores del barrio.

La señora comenta que a diario se levanta a las 3:30 de la madrugada a lavar el maíz y a preparar su campo de trabajo. "Ya a las 6 en punto estoy aquí palmeando", dice sonriendo.

"Este es un bonito obsequio que nos manda el presidente Daniel. Aquí nos está reconociendo nuestro trabajo y nuestro aporte. Mi consejo para las mujeres es que sigan luchando, que sigan trabajando", indicó.

La compañera Reyna Rueda comentó que en Nicaragua son muchas las mujeres trabajadoras y valientes que están al frente de sus hogares, y también en muchos casos ellas son madres y padres.

"Esta es una forma de sacar a sus hijos adelante. El valor que le da nuestro gobierno a todas estas mujeres maravillosas es a través de todo ese cariño y tomándolas en cuenta en muchos proyectos donde la mujer está en primer lugar", dijo Rueda.

"Estas son mujeres luchadoras, desde la madrugada están levantadas para poder llevar esa tortilla a los platos de las familias nicaragüenses, que es parte de nuestra comida tradicional", agregó Rueda.