El Presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas Reyes, manifestó que este Poder del Estado hará la convocatoria a las próximas elecciones generales programadas para noviembre en los tiempos que estipula la Ley Electoral.

“La convocatoria se hará en su momento, los tiempos de ley nos permiten a nosotros decidir en qué momento debemos convocar, nunca se ha convocado en una fecha determinada, sencillamente hay un tiempo de ley que hay que respetar y nosotros lo haremos cumpliendo con ese tiempo de ley. Estamos en tiempo y forma y seguiremos en tiempo y forma todavía para hacer la convocatoria”, respondió Rivas a periodistas, tras concluir un acto en la Universidad Católica de Nicaragua.

Indicó que en este proceso electoral que se avecina se debe promover la paz y la reconciliación entre los nicaragüenses, pues no ve ningún obstáculo que impida que se desarrolle un proceso en tranquilidad en que todos y todas puedan participar.

Nicaragua vive tiempos distintos, vive tiempos de paz, vive tiempos de felicidad nuestro pueblo, así que yo creo que debemos de responder, sobre todo los actores políticos de Nicaragua, a esta situación y a estas circunstancias que la Nicaragua de hoy vive”.

En relación al acompañamiento electoral internacional, respondió que ese es un tema que aún en el seno del Poder Electoral no se ha analizado, pero considera que el pueblo nicaragüense ha madurado democráticamente en los más de 14 procesos electorales que se han celebrado en el pasado reciente, eligiendo diputados nacionales, departamentales, alcaldes, concejales, gobiernos regionales, y presidentes y por tanto hay suficiente experiencia y personas observando y/o acompañando cada una de estas elecciones.

Corresponde a los nicaragüenses observar elecciones

“Yo creo que los nicaragüenses, con ese ejército de fiscales, con ese ejército de ciudadanos que participan en las Juntas Receptoras de Votos, son aproximadamente 590 mil personas, si todos los partidos pusieran, es un ejército verdadero, completo (de fiscales), sólo al Frente Sandinista y al PLI le corresponde poner aproximadamente 150 mil personas, como 75 mil personas cada uno para ocupar la presidencia y primer miembro en cada consejo departamental, en el municipal y en cada Junta Receptora de Votos”, declaró Rivas.

Añadió que es al pueblo nicaragüense que le corresponde observar y/o acompañar sus elecciones, pero que se verá en su momento si se invita a otros personeros “aunque en estas cosas nunca está dicha la última palabra, yo creo que no es el momento de hablar de observación”.

Puntualizó que para estos comicios el padrón electoral podría estar en unos 3 millones 700 mil nicaragüenses que estén aptos a ejercer su voto.

Foto: Archivo