Más de 300 familias del barrio Jericó en el distrito VII de Managua participaron en la jornada de lucha anti epidémica que el Ministerio de Salud desarrolla para combatir el mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

En este sector las familias aseguran que gracias a las acciones de lucha antiepidémica y la puesta en práctica de las recomendaciones del Minsa, la cantidad de mosquitos ha disminuido y no se han dado casos de dengue o chikungunya en los últimos meses.

El doctor Santos Ortiz, epidemiólogo del Centro de Salud de Villa Libertad, explicó que el plan de lucha antiepidémica no se detiene en los diferentes barrios del Distrito VII.

"Andamos en varias cosas, primero atacando el mosquito adulto por medio de la fumigación y andamos en sensibilización dejando las medidas preventivas casa a casa. Andamos orientándoles que siempre hagan una revisión en sus patios una vez a la semana para eliminar todo aquello que pueda contener agua almacenada y que se convierte en criaderos de zancudos", indicó Ortiz.

El doctor también recomendó a las familias donde hay casos febriles que acudan al centro de salud y no auto mediquen a los pacientes porque pueden complicarse.

En total 285 viviendas fueron fumigadas y abatizadas por los brigadistas de la salud.

Doña Cristina Coronado, habitante del barrio Jericó, dijo que en la última semana han visto varias veces a las brigadas realizando el trabajo de abatización.

"Eso está muy bueno que continuamente anden abatizando y que no nos descuiden para que todos logremos eliminar los criaderos de zancudos", explicó.

Coronado comentó que en su calle, ubicada cerca de un cauce, todas las familias colaboran con la limpieza de los patios y de la calle para evitar que haya criaderos en la zona, donde habitan decenas de menores de edad.

Carla Matamoros, madre de una menor de edad, también resaltó el excelente trabajo que hacen los brigadistas de salud.

"Siempre que vienen les abrimos la puerta porque sabemos que es una de las acciones que nuestro gobierno nos manda para luchar contra los mosquitos que causan enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya", comentó Matamoros.

Otros vecinos que se encontraban en sus casas al momento de la jornada antiepidémica también explicaron que esta acción es importante porque complementa el trabajo que cada familia hace a lo interno de su hogar, sobre todo manteniendo aseado y eliminando criaderos.