Más de 400 médicos egresados de la Unan-Managua que realizarán su servicio social a partir de abril en todo el país, están siendo capacitados en técnicas de fitoterapia y terapias complementarias, en el instituto de medicina natural y terapias complementarias.

Durante dos años los nuevos médicos atenderán a las familias de las comunidades más alejadas en temas de salud general, así como en el uso de plantas medicinales y otras terapias.

Los médicos aseguran que el taller fortalece sus conocimientos para garantizar una mejor atención a las familias desde el modelo de salud familiar y comunitario.

La doctora Natalia Salgado, directora general de docencia del Minsa, dijo que los 471 estudiantes capacitados van al servicio social a prestar ayuda y a llevar todos sus conocimientos a las comunidades del país.

"Este es un curso introductorio de medicina natural y terapias complementarias, para que ellos lleven este conocimiento a la comunidad para transmitirlo a los pacientes, a las familias y a las comunidades", explicó Salgado.

María Mendoza, directora del Instituto de Medicina Natural, indicó que los médicos aprenderán temas relativos al proceso de validación de las plantas medicinales; cuáles son los procesos que existen y abordarán el tema de plantas medicinales en afecciones comunes.

"Vamos a tratar temas de terapias complementarias, vamos a hacer demostraciones prácticas de las distintas terapias que están incluidas en la atención que brindan las clínicas de medicina natural y terapias complementarias", indicó Mendoza.

Hasta el momento el Instituto de Medicina Natural y Terapias Complementarias ha capacitado un total de 3 mil 200 médicos de todo el país.

El médico Osmar Pérez, dijo que el servicio social que van a desarrollar es la contribución de ellos a la población para llevarles salud a cada una de las familias que habitan en las comunidades más alejadas del país.

Respecto a la capacitación sobre medicina natural y terapias complementarias, Pérez señaló que ese conocimiento es importante porque de esa manera ellos logran un mejor acercamiento a las familias, ayudándoles con terapias alternativas y uso de plantas naturales que en muchos casos ellos ya conocen.

Roberto Mojan, otro médico graduado de la Unan-Managua, destacó que el modelo de salud familiar y comunitario es algo que está implementado el gobierno y que impulsa el acercamiento de los trabajadores de las salud en el servicio a la familia y la comunidad.

"Nosotros vamos a zonas especiales, en la Costa Caribe, al Norte y centro del país. Y esta capacitación nos ayuda para saber cómo nos vamos a enfrentar a los problemas comunitarios de salud en esas regiones", indicó Mojan.