Si Nicaragua decide ingresar al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), uno de los sectores que mayores beneficios estaría sacando es el de la industria textil de zonas francas.

De acuerdo a Dean García, director ejecutivo de Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección (Anitec), luego de haber revisado los textos del acuerdo, ellos detectaron algunas amenazas pero fundamentalmente muchas oportunidades.

“Vemos que hay elementos novedosos que ofrecen oportunidades y beneficios que particularmente no las teníamos en el CAFTA (Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana) y que valdría la pena aprovecharlas”, señala.

“La lógica te dice que si hay cosas que te pueden beneficiar... por qué no mejor participar y ver de qué manera en este lapso de tiempo que vamos a tener, nos volvemos competitivos y después empezamos a aprovechar las oportunidades que nos presenta ese nuevo acuerdo”, afirma García.

A recuperar mercado de EEUU que se había perdido

El director ejecutivo de Anitec subraya que el TPP sería un paso de vital importancia para Nicaragua luego de que se perdieran ciertas preferencias arancelarias en Estados Unidos (los TPL).

“Puede ser un esquema en el cual nosotros podamos sustituir los TPL que hoy no tenemos, ¿por qué?, porque la tela que yo le compraba a Vietnam que hoy no clasifica en CAFTA, estando en TPP ya la voy a poder exportar sin necesidad de TPL”, refiere.

Sin embargo, García enfatiza que un elemento que debe ser tomado en cuenta es que Nicaragua, por su posición geográfica, “puede ser un puente de inversiones" para los países que deseen exportar a Estados Unidos. Al respecto, señala que Nicaragua es un país atractivo por su crecimiento económico, su competitividad, sus esquemas de estabilidad laboral y los acuerdos empresas-trabajadores.

Para dar una idea de la importancia de seguir desarrollando el sector textil nicaragüense, hay que decir que este representa 70 mil puestos de empleo y el 65% de las exportaciones de zonas francas.

“De eso estamos hablando, son 70 mil puestos de trabajo que se verían beneficiados y que se podrían incrementar en un futuro”, manifiesta.

Si TPP es mejor, hay que moverse hacia ahí

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), cataloga la iniciativa del Gobierno como una buena idea.

“Nosotros sí tenemos condiciones comerciales mejores en los TPP que en el CAFTA, hay que buscar esas condiciones”, expresa.

Chamorro coincide con el director ejecutivo de Anitec en cuanto a la protección de la competitividad de Nicaragua.

“Si las condiciones económicas son mejores para Vietnam que para Nicaragua con el CAFTA, conviene movernos a condiciones favorables con los TPP”, explica.

Mejor que los TPL

En este sentido, el Asesor Económico del Gobierno, Bayardo Arce, señala por su parte que Nicaragua es un país abierto al comercio internacional, de ahí que se ha planteado a los diferentes sectores económicos prepararse para el TPP.

“Eso va a implicar una serie de ajustes en el marco jurídico, pero también una nueva forma de organizarnos para producir”, manifiesta.

Arce indica que el TPP no admite comparación a los TPL, a los que Nicaragua ya no tiene acceso, ya que el TPP representa el potencial “para desarrollar una economía con pistas de aterrizaje seguras”.