La Fiscalía de Brasil busca impedir que el expresidente de ese país y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luis Inácio Lula da Silva, se postule a las elecciones presidenciales, que se efectuarán en ese país en 2018, usando como excusa el caso Lava Jato.

Según la información que la institución dejó trascender a los medios locales, se evalúa abrir una acción civil en contra de Lula. Los fiscales estiman que pueda ser imputado por “improbidad administrativa".

Ya el expresidente había denunciado que la detención de la que fue víctima el viernes y el allanamiento que hicieron en su vivienda, son parte de un plan para desprestigiar su imagen y la del PT.

Después de ser liberado, el líder socialista denunció que los funcionarios policiales entraron arbitrariamente a su vivienda e, incluso, maltrataron a la empleada que labora en su hogar y arremetieron contra militantes del PT.

"Yo estoy indignado con este comportamiento y con todo por lo que me han señalado. El Ministerio Público y la Policía Federal están haciendo esto para que tengamos miedo", advirtió.

Siguen las manifestaciones en apoyo

El corresponsal de teleSUR, Leonardo Fernandes, informó que las manifestaciones en apoyo a Lula continúan y para hoy el Frente Brasil Popular convocó a una marcha en defensa de la democracia, porque aseguran está en peligro.

Acotó que las organizaciones sociales advierten que este guión montado por la derecha, es para aplicar un golpe de Estado, en el que participan los grandes medios de comunicación del país con sectores del poder judicial.

El pasado viernes, el líder socialista fue víctima de detención por parte de la Policía Federal. Fue sometido a largas horas de interrogatorios por el caso de corrupción de Petrobas, sin pruebas contundentes en su contra.

Rui Falcão, presidente del PT, hizo un llamado a toda la militancia a tomar las calles y enfrentar estas acciones contra Da Silva.

Lava Jato es una conocida investigación que destapó una red de corrupción en la estatal brasileña Petrobras, así como un sinfín de problemas financieros y políticos. Fue conocida en 2014, pero expertos estiman que las actividades delictivas se desarrollaron durante diez años.