Los esfuerzos por erradicar los criaderos de zancudos no se detiene por ningún motivo y es algo que agradecen las familias del barrio René Polanco que se sumaron a la intensa jornada de fumigación que se realizó en más de 800 hogares.

"Estamos realizando las fumigaciones continuas y el llamado a planes barridos para la eliminación del zancudo que trae muchas enfermedades como el dengue, chikungunya y zica, este es un esfuerzo que no se detiene y se hace todos los días porque así lo ha orientado el presidente Daniel Ortega", mencionó el compañero Alejandro Peña coordinador de la brigada de fumigación del Ministerio de Salud.

Cada hogar es fumigado en un par de minutos, tiempo que también es aprovechado por médicos del Centro de Salud René Polanco para insistir en la limpieza de los hogares.

El principal mensaje es desechar o eliminar todo posible criadero de mosquito, permitir el ingreso de los brigadistas y limpiar constantemente el hogar, lo que traera beneficios para la salud familiar.

"Gracias a Dios en mi hogar hasta el momento no nos hemos enfermedado y afortunadamente pasan tres veces al mes fumigando y el principal criadero de zancudo es un cauce que tenenos a las tres cuadras de mi casa, por eso solicitamos que vayan a fumigarlo, pero ahorita hay poco zancudos debido a estas campañas de fumigación que son positivas", patentizó Carlos Torres García.

Recomendó a sus vecinos a no tener recipientes con agua, porque es ahí donde comienza todo el proceso de reproducción del mosquito transmisor de los virus antes mencionados.

"La principal lucha es erradicar ese zancudo que trae muchas enfermedades y de esa manera promovemos salud y que no se nos enfermen ni los viejos, ni los niñ@s", comentó Raúl Vásquez del mismo barrio René Polanco.

Además de los hogares visitados, también se llevó la fumigación a los colegios e iglesias evangélicas y católica de la comunidad.