Economía y energía, dos ejes íntimamente ligados y de vital importancia para el país, fueron las temáticas abordadas este martes en un simposio internacional promovido por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN) y el Consejo de las Américas de Estados Unidos.

El encuentro se realizó en un hotel capitalino y tuvo como título “Nicaragua: Perspectivas Económicas y Energéticas”. En este participaron Eric Farnsworth, Vice Presidente del Consejo de Las Américas; Kevin Carr, encargado del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para México y Centroamérica; José Adán Aguerri, presidente del Cosep; Bayardo Arce, asesor económico del Gobierno de Nicaragua; César Zamora, presidente de la Cámara de Energía; Carlos Melo, representante en Nicaragua del Banco Interamericano de Desarrollo; y otros invitados especiales.

El simposio estuvo dividido en dos paneles. Uno sobre las perspectivas y retos económicos de Nicaragua y otro sobre la matriz energética del país.

Un crecimiento exitoso

Sobre el primer punto, el representante del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Kevin Carr, enfatizó que Nicaragua ha demostrado éxito en asegurar que su crecimiento económico ha “sido compartido ampliamente y que ha resultado en ganancias sociales.

No obstante, enfatizó en que no hay que estar confiados, pues en estos tiempos de incertidumbre se requiere mantener políticas que promuevan control fiscal, empresas privadas, e inflación estable.

Subrayó igualmente lo transcendental que es mantener las conexiones financieras con el resto del mundo, adhiriéndose a los más altos estándares bancarios e implementándolos de una manera vigorosa.

Carr dijo que ante los esfuerzos de otros países de implementar reformas y volverse más competitivos, Centroamérica debe trabajar junta para resolver los retos de la región, aprovechando el CAFTA y creando economías de escala en materia logística, producción y comercio.

“La idea es que con mejor coordinación en la región los mercados aquí, que son pequeños, podrán sumar a algo más grande que la mera suma de sus partes independientes”, expresó.

Está a la vista

José Adán Aguerri, afirmó que el buen desempeño del país se ve reflejado en un gran incremento en las exportaciones, en la inversión extranjera y en que hoy los diferentes sectores están reunidos en una misma mesa.

Para Aguerri el “diálogo económico” verdaderamente ha tenido una importancia en los resultados del país.

“El tema aquí es que lo económico, lo educativo, lo político, lo social, necesitan de diálogo, enfatizó.

El Presidente del Cosep dijo que lo que está sucediendo en Nicaragua está a la vista. “El crecimiento no lo podés esconder, la inversión no la podés esconder, la reducción de la pobreza estamos lejos todavía de llegar a donde quisiéramos llegar para que todos los nicaragüenses tengamos un mejor país, pero estamos yendo en esa ruta, estamos generando empleo formal a nivel mayor promedio que el resto de la región y esto es algo que solo se puede a través de impulsar este esfuerzo que ha venido haciendo la atracción de inversión, la creación de empresa”, señaló.

En relación a la energía, Aguerri afirmó que el crecimiento del país ha tenido como uno de sus impulsores la demanda energética, la cual se aumentó en un 10%. Eso responde a dos factores principales: la inversión en el sector y la electrificación, indicó.

Diversificación económica y comercial

El Comandante Bayardo Arce, apuntó que Nicaragua ha llegado a estos niveles de desempeño económico precisamente por “una política clara de diversificación económica y comercial.

Dijo que esa diversificación no solo se enmarca en buscar más mercados, sino en mejorar la calidad de las relaciones con los demás países.

Arce refirió que uno de los retos que se ha planteado Nicaragua actualmente es el ingreso al Acuerdo Transpacífico.

El asesor económico presidencial enfatizó además en el tema de la facilitación económica promovida desde el Ejecutivo. “El que apunta al crecimiento, el que apunta al empleo, va a recibir el respaldo de nuestro gobierno, independientemente de su signo político, religioso, o de su tamaño o de su nacionalidad”, explicó.

Líder en cambio de matriz energética

Por su parte en el tema energético, el Vice Presidente del Consejo de las Américas, Eric Farnsworth, subrayó que históricamente Nicaragua ha dependido de combustibles fósiles, aunque ahora son las energías renovables las que están jugando el papel más importante al representar el 75% de la generación.

“De 2006 a 2012 Nicaragua trajo 1.2 mil millones de dólares en inversiones en energías renovables en proyectos eólicos hasta geotérmicos. Esta es una posición de liderazgo”, indicó Farnsworth.

Enfatizó, sin embargo, que los retos aún son grandes, ya que los registros indican que 1.2 millones de nicaragüenses aún no tienen acceso al servicio. De esta forma, una vez que haya electricidad universal habrá también un gran impacto positivo en la economía, aseguró.

Para César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua, el país efectivamente está creciendo, y dio como ejemplo de ello que el año pasado Nicaragua rompió récord en Centroamérica en demanda energética, lo cual se explica por varios factores, entre estos el mayor acceso a la electricidad, la demanda de riego y la reducción de la tarifa.